Escocia se regocija de que AOC pruebe el Irn-Bru: “Me encanta, me encanta”

Los seguidores de la congresista la instaron a ser valiente y a probar más productos básicos escoceses de dudosa calidad

Andrew Naughtie
miércoles 10 noviembre 2021 22:03
Alexandria Ocasio-Cortez en la COP26 de Glasgow
Alexandria Ocasio-Cortez en la COP26 de Glasgow
Read in English

A su llegada a Glasgow para el desenlace de la conferencia sobre el cambio climático Cop26, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez se encargó de tocar uno de los pilares de la cultura escocesa.

“Por fin he conseguido un poco de Irn-Bru”, tuiteó, celebrando la bebida de color naranja vivo que sirve como uno de los consumibles nacionales del país.

“Esto sabe como el refresco latino, Kola Champagne”, dijo en un vídeo de Instagram que publicó de sí misma bebiendo la bebida.

“Esto sabe igual que un refresco puertorriqueño”, continúa sonriendo.

“Esto es Kola Champagne. Oh, Dios mío. Me encanta, me encanta.”

Al parecer, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, fue quien le dio la bebida y quien tuiteó: “En medio de todos los serios asuntos de la #COP26 hoy, me complace reportar también que @AOC tiene ahora un suministro de Irn Bru”.

Dejando a un lado el habitual cociente de usuarios de Twitter que odian a AOC, los embajadores en línea de Escocia la recibieron con los brazos abiertos en su idiosincrásica cultura gastronómica.

Más de un usuario sugirió que su próximo paso debería ser buscar un poco de Buckfast Tonic Wine, una sustancia mucho más mortífera asociada a Escocia, a Glasgow en particular, y al comportamiento antisocial violento.

La propia marca no perdió el tiempo para entrar en acción.

Vendida por primera vez en 1901, la marca Irn-Bru se registró con su nombre actual, que carece de vocales, en 1946, después de que el fabricante Barr’s se viera obligado a omitir la palabra “brew” (cerveza) porque la bebida no se elabora, de hecho, con cerveza (aunque técnicamente contiene hierro gracias a una minúscula cantidad de citrato férrico de amonio). La receta exacta de 32 ingredientes es un secreto muy bien guardado y compartido por solo tres personas.

La marca cuenta con un historial de campañas de marketing que han ampliado los límites del sabor. Entre ellas, la mascota Ba-Bru, de aspecto juguetón, y su compañera Sandy, que adornaron vallas publicitarias y tiras cómicas durante décadas antes de ser retiradas en la década de 1970. Otro anuncio de principios de la década de 2000 que mostraba a un ama de casa afeitándose y cantando que “solía ser un hombre” fue retirado tras una disputa con el organismo regulador de la radiodifusión, Ofcom.