Ann Coulter provoca indignación con un polémico tuit en el que expresa su deseo de que el tirador de Kenosha sea presidente

El adolescente es acusado de homicidio intencional en primer grado luego de que dos personas fueran asesinadas en Kenosha

Justin Vallejo
viernes 28 agosto 2020 22:49
Tucker Carlson defiende al tirador de Kenosha
Read in English

La comentarista conservadora Ann Coulter tuiteó su apoyo al acusado de disparar en Wisconsin, Kyle Rittenhouse, diciendo "Lo quiero como mi presidente".

Twitter eliminó las declaraciones de la Sra. Coulter por violar las reglas de la plataforma después de que los usuarios se sintieran ofendidos por su opinión, hecha en respuesta a un usuario que decía que querían al adolescente como un "guardaespaldas".

Rittenhouse, de 17 años, fue acusado de homicidio intencional en primer grado en relación con tiroteos que dejaron dos personas muertas durante la violencia en Kenosha el martes por la noche.

El análisis del video de la escena de los disparos del martes por la noche mostró a un hombre perseguido por un grupo, antes de que un pistolero desconocido disparara cerca. Se vuelve en la dirección de los disparos. Cuando alguien más se lanza hacia él, el adolescente parece disparar cuatro veces.

El segundo tiroteo ocurre después de que el hombre tropieza y cae mientras abandona la escena del primer tiroteo. Mientras tres personas corren hacia él, parece disparar cuatro veces mientras al menos otros 16 disparos suenan a su alrededor.

Esta cronología de los eventos ha dejado a algunos observadores cuestionando si el hombre estaba actuando en defensa propia, y el presentador de Fox News , Tucker Carlson, también fue criticado por considerar ese escenario.

"Un tribunal decidirá si lo que acaba de ver califica como defensa propia. A partir de esta noche, realmente no tenemos más detalles", dijo Carlson en su programa el miércoles. "Sin embargo, sabemos por qué sucedió todo. Kenosha se convirtió en anarquía porque las autoridades a cargo de la ciudad la abandonaron. Las personas a cargo, desde el gobernador de Wisconsin en adelante, se negaron a hacer cumplir la ley. Se apartaron y vieron a Kenosha arder.

"Entonces, ¿estamos realmente sorprendidos de que el saqueo y el incendio provocado se convirtieran en asesinato? ¿cuán sorprendidos estamos de que los jóvenes de 17 años con rifles decidieran que tenían que mantener el orden cuando nadie más lo haría? Todos podían ver lo que estaba sucediendo en Kenosha. Se estaba volviendo más loco por horas", continuó.