Detener el comercio ilegal de vida silvestre: La trata de animales en la Ciudad de México

Se avecina una creciente crisis de pérdida de biodiversidad debido a un fuerte aumento del comercio ilegal de animales salvajes

Emma Ledger
jueves 18 marzo 2021 21:56
Los Animales Que Intentan Sonar Más Grandes Son Buenos En El Aprendizaje De Sonidos
Read in English

Los conservacionistas y las agencias de protección de la vida silvestre están culpando a las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19 al número cada vez mayor de casos de comercio ilegal de vida silvestre en México.

Entre 2019 y 2020, se ha reportado un aumento del 660 por ciento en la cantidad de animales incautados por la agencia mexicana de protección ambiental PROFEPA (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente).

En noviembre, una redada multiinstitucional en dos propiedades de Iztapalapa, en Ciudad de México, condujo a la incautación de más de 15.000 animales, dos tercios de los cuales estaban protegidos. Entre ellos había tortugas, cocodrilos, tucanes, loros y monstruos de Gila, todos ellos alojados en condiciones de hacinamiento a la espera de viajes desconocidos.

La capital de México ha sido considerada durante mucho tiempo como un centro clave para el tráfico ilegal de vida silvestre, pero incautaciones tan enormes reflejan un gran aumento en el comercio desde el brote de COVID-19.

La frontera del país con EE. UU., a menudo en los titulares de las historias sobre el tráfico de personas, ahora se ha convertido en una zona clave para el contrabando de vida silvestre.

El periódico local Excelsior informó recientemente que la Ciudad de México estaba experimentando mayores niveles de tráfico de vida silvestre a través de la ciudad y de venta minorista de fauna rara dentro de la ciudad.

En medio del aumento del desempleo, los expertos creen que algunas personas pueden estar recurriendo a este tipo de actividad delictiva para sobrevivir.

Fernando Contreras Moreno es oficial de campo de WWF México. Él le dice a The Independent que “la baja efectividad de la aplicación de la ley, junto con un alto nivel de corrupción, han llevado a México a convertirse en un centro para el tráfico de vida silvestre”.

“La policía local no tiene la formación adecuada para saber cuando una actividad es ilegal o no (y) tienen un alto nivel de corrupción, por lo que, cuando detectan algo, el sospechoso podría salir libre (gracias) a la famosa 'mordida' (soborno)".

México es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, hogar de aproximadamente el 12 por ciento de las especies del planeta.

Leer más: AMLO vuelve a cargar contra los medios de comunicación

Sin embargo, esas poblaciones están cada vez más amenazadas debido al tráfico y la pérdida de hábitat. Según el Informe Planeta Vivo, las poblaciones de animales de América Latina se han reducido en un 83% desde la década de 1970.

En México, los animales traficados con mayor frecuencia incluyen aves ornamentales, principalmente las de la familia psittacidae, monos, tortugas de agua dulce y partes de jaguares, especialmente los colmillos y la piel.

Ernesto Zazueta es presidente de la Asociación de Zoológicos, Criadores y Acuarios (Azcarm) dijo: “En 2019, la PROFEPA confiscó (alrededor de) 5.000 especies protegidas, en 2020 el número fue de casi 33.000”. Agregó que la falta de fondos agrava el problema. Según los informes, el presupuesto de PROFEPA para 2020 fue solo el 75% de lo que era en 2018.

“A mi modo de ver, el tráfico también ha aumentado porque se ha quitado gran parte del presupuesto de PROFEPA. Tienen muy pocos inspectores y no pueden buscar traficantes, y los traficantes lo saben".

Zazueta cita el caso de un hombre que fue sorprendido cargando varias cajas que contenían animales exóticos, incluidos erizos pigmeos africanos y chinchillas, a plena luz del día en una estación de metro en la Ciudad de México.

La PROFEPA declaró en septiembre que estaba buscando a una mujer a la que se vio paseando a un cachorro de tigre de Bengala por un bullicioso centro comercial de la capital.

Molly Ferrill es una cineasta y corresponsal dedicada a documentar la relación cambiante entre las personas y la naturaleza que vive en México. “Sé que tener mascotas exóticas es cada vez más popular en México”, dice.

“En cuanto a comida, he visto huevos de tortuga marina a la venta en los mercados tradicionales de la costa de Juchitán; son populares a pesar del estado en peligro de extinción de las tortugas”.

"En el mercado de San Juan en la Ciudad de México se pueden comprar carnes exóticas, incluida la de tigre y león", añadió.

Las ventas de este tipo de carnes son legales si se obtienen de una granja autorizada y se requiere que vengan con certificados de origen, pero los proveedores no muestran ninguno y se cree que no se espera que se cumpla.

Zazueta está trabajando para que se apruebe una legislación que aumente las penas por delitos contra la vida silvestre, una misión compartida por Freeland, una de las organizaciones benéficas asociadas de The Independent en nuestra campaña “Stop The Illegal Wildlife Trade”.

Oficialmente, las sanciones por tráfico de vida silvestre en México son “severas”, según Contreras Moreno. “Sin embargo, hay muchos matices en este tema. Hay delitos que llegan hasta los 15 años de prisión pero no he visto ningún caso que haya alcanzado esa pena. En realidad, siempre se trata como un delito menor y los jueces siempre ofrecen libertad bajo fianza al acusado”.