Escritor Sergio Ramírez denuncia exilio forzado tras recibir orden de aprehensión en Nicaragua

El reconocido autor nicaragüense reveló que si regresa a su país podría morir

Billy Rubio Esquivel
martes 14 septiembre 2021 22:51

La Fiscalía de Nicaragua ordena detener al escritor Sergio Ramírez

El escritor Sergio Ramírez dio a conocer que se exilió después de que se giró una orden de aprehensión en su contra por parte de la Fiscalía de Nicaragua. Durante la presentación de su libro Tongolele no sabía bailar, el otrora vicepresidente nicaragüense aseguró que no regresará a su país porque podría firmar su muerte.

“Yo no estoy regresando al país. Eso significaría la cárcel y, por tanto, la muerte para mí. A mi edad no puedo estar preso sin los auxilios de mis médicos. Ellos son muy despiadados”, dijo el laureado autor, en declaraciones publicadas por La Jornada.

Ramírez se encuentra actualmente en la ciudad de Madrid, España, en donde publicita su más reciente obra. Sin embargo, no descarta quedarse a vivir en este país o mudarse a México o Costa Rica.

El reconocido autor huyó de Nicaragua después de que la Fiscalía de ese país giró una orden de captura en su contra por los delitos de lavado de dinero, incitar el odio y atentar contra la soberanía de la nación. Por estos dos últimos crímenes, más de una treintena de opositores al régimen de Daniel Ortega han sido encarcelados en los últimos meses.

Ramírez, quien se instaló en Costa Rica para evitar ser detenido, reveló que su más reciente obra fue retenida por el gobierno de Ortega, debido a que retrata la violencia que se vivió durante las protestas contra su régimen en 2018.

“El gran detonante de esta situación es la publicación de mi novela Tongolele no sabía bailar, que retrata los acontecimientos del 2018… hace 10 días la novela llegó a las aduanas de Managua, por los pedidos que hicieron los distribuidores, las librerías y fue retenida, la novela está retenida”, dijo el escritor en entrevista con BBC.

En una plática con la agencia Europa Press, Ramírez aseguró que “el daño más grande que se le puede hacer a un escritor es prohibir ser leído en su propio país”, en relación a la censura de la que fue víctima en Nicaragua.

Leer más: Sandinistas confirman fórmula electoral Ortega-Murillo

Ante la persecución en contra del autor, más de 250 escritores y artistas españoles, así como la Real Academia Española (RAE) y el gobierno de España, condenaron el asedio que vive Ramírez y lo respaldaron de los embates de la justicia nicaragüense.

El escritor fungió como vicepresidente de Nicaragua entre 1985 y 1990, durante la primera presidencia Ortega, tras la Revolución Sandinista. Desde entonces, Ramírez pasó de ser un aliado del régimen a un duro crítico que ha calificado de dictadura a la administración de su ex compañero de lucha.

Ramírez ha sido galardonado con múltiples reconocimientos a lo largo de su carrera, entre los que destacan los premios Carlos Fuentes (2014) y Cervantes (2017).