Chile: Sebastián Piñera es denunciado ante la Corte Internacional

El presidente fue acusado de “crímenes de lesa humanidad” por la represión durante las manifestaciones de octubre de 2019

Billy Rubio Esquivel
viernes 30 abril 2021 20:23

Largas colas en Chile para retirar los fondos de pensiones en una nueva aprobación para la retirada

Sebastián Piñera, presidente de Chile, fue denunciado ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos en contra de la población en 2019, durante las protestas conocidas como “estallido social”.

La denuncia fue presentada por Baltasar Garzón, ex juez español, la Comisión Chilena de Derechos Humanos, la Asociación Americana de Juristas y el Centro di Ricerca ed Elaborazione per la Democrazia ante la CPI, que se encuentra ubicada en La Haya, Países Bajos.

Según la demanda impuesta, los actos, por los que fue denunciado Piñera, fueron "ejecutados en el contexto de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque" y son "constitutivos de crímenes de lesa humanidad", informó DW.

Asimismo, la denuncia revela que la justicia chilena ha archivado 3.050 investigaciones por violaciones de los derechos humanos. "Los tribunales chilenos han incumplido su deber de administrar justicia, justicia a la que tienen derecho tanto las víctimas, sus familiares, como la sociedad chilena en su conjunto”, dijo Carlos Margotta, presidente de la Comisión Chilena de los Derechos Humanos, en entrevista con Ciper.

A pesar del anuncio, la CPI podría tardar años en analizar la admisibilidad de esta denuncia, por lo que se espera que el proceso pueda ser largo.

Los hechos por los que fue denunciado Piñera ocurrieron a partir del 18 de octubre de 2019, cuando dio inicio el “estallido social”. Las protestas comenzaron a raíz del aumento al precio de los viajes en metro, por lo cual los estudiantes dejaron de pagar para utilizar este transporte.

Leer más: Congreso de Chile aprueba proyecto de ley para legalizar la eutanasia

Unos días más tarde, se hizo presente la violencia y la policía hizo uso de gases lacrimógenos para repeler a los manifestantes. El 19 de octubre, el ejército apareció en las calles para contener las protestas, después de que Piñera declaró el estado de emergencia y ordenó un toque de queda. El presidente generó polémica al asegurar que “estamos en guerra” contra un “enemigo poderoso”.

La represión por parte de las fuerzas del orden dejó 30 muertos y miles de heridos y fue condenada por Amnistía Internacional, Human Rights Watch y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.