Paraguay exige la renuncia del Gobierno en el cuarto día de protestas unidas a la marcha feminista

COVID: Pandemia provoca el colapso del sistema de salud en Paraguay

El personal de salud reveló que no cuentan con equipo ni medicamentos para tratar el coronavirus

Billy Rubio Esquivel
martes 09 marzo 2021 22:25

Tras meses de contener la pandemia de COVID-19, Paraguay vive su momento más dramático desde el comienzo de la crisis sanitaria. El incremento reciente de los casos provocó que el sistema de salud nacional colapsara y esto a su vez llevó a cientos de integrantes del personal médico a las calles a protestar por la falta de equipo y medicamentos para enfrentar la nueva ola de contagios.

“No tenemos placas radiográficas, sondas nasogástricas, no hay medicamentos básicos. Ya no nos callamos. Decimos basta al gobierno”, declaró Carlos Morínigo, jefe de contingencia respiratoria del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente, a AP, en entrevista retomada por Infobae, durante la protesta del pasado viernes.

Pero la crisis sanitaria no tiene solo de rodillas al sector salud, sino que el gobierno que encabeza el presidente Mario Abdo Benítez se tambalea, después de que las manifestaciones continuaran y la oposición pidiera su destitución al acusarlo de corrupción y de un “mal manejo” de la pandemia.

A pesar de que Paraguay no cuenta con números catastróficos en cuanto a casos y decesos relacionados con coronavirus—de acuerdo a cifras oficiales del gobierno, el país ha reportado poco más de 168.000 contagios y 3.318 muertes—el sistema de salud no soportó el incremento en las admisiones hospitalarias.

Desde el inicio de marzo, el país ha registrado al menos 970 casos cada día, con un reporte de 1.000 o más contagios a partir del pasado 2 de marzo. El día de ayer, se informaron más de 1.800 casos, la mayor cifra contabilizada desde el inicio de la pandemia.

Ante esto, el pasado miércoles, los principales hospitales públicos del país se quedaron sin ocupación en las unidades de terapia intensiva, después del crecimiento sostenido en el número de casos de COVID-19. Debido a lo anterior, el Ministerio de Salud paraguayo decidió suspender todas las cirugías y procedimientos programados en el sector salud público, con la intención de dar un respiro a las clínicas.

Leer más: Fiscales estadounidenses alegan que presidente de Honduras ayudó al tráfico de drogas a EE.UU.

Sin recursos ante la pandemia

De acuerdo a Fátima Rodríguez, analista de la Fundación Friedrich Ebert, el país solamente cuenta con 304 camas de terapia intensiva para una población de más de 7 millones de habitantes. “El Instituto de Previsión Social (IPS) está colapsado desde mucho antes de la pandemia”, declaró Rodríguez en entrevista con DW.

Según el Ministerio de Salud, 293 pacientes se encuentran actualmente en la unidad de cuidados intensivos, por lo que prácticamente los hospitales públicos trabajan al límite de su capacidad.

Aunado a la poca disponibilidad de camas, la falta de medicamentos e insumos, el despliegue de la vacuna en Paraguay ha sido muy lento. Hace algunas semanas, arribaron al país 4.000 dosis de la vacuna Sputnik V y el fin de semana pasado llegaron 20.000 dosis de la vacuna Sinovac, en una donación por parte del gobierno de Chile.

De acuerdo a la Universidad Johns Hopkins, Paraguay solamente ha inmunizado a 1.775 personas hasta este día, cifra que se espera aumente con la llegada de 304.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca que arribará al país a través del mecanismo COVAX.

Presenta su renuncia

Ante las protestas del personal médico y los señalamientos de la oposición por el mal manejo de la pandemia, Julio Mazzoleni dimitió al Ministerio de Salud de Paraguay, en un intento por liberar de presión al gobierno de Abdo Benítez. Asimismo, el presidente paraguayo anunció la salida de cuatro integrantes de su gabinete como respuesta a la crisis que atraviesa su gobierno en estos momentos.