Descubren nueva parte de la torre de cráneos en México

Un total de 603 cráneos han sido encontrados en el sitio en los últimos cinco años

Rory Sullivan@RorySullivan92
martes 15 diciembre 2020 14:10
<p>Se muestran tres cráneos en una sección recientemente descubierta de la torre de cráneos en la Ciudad de México el pasado 22 de septiembre de 2020.</p>

Se muestran tres cráneos en una sección recientemente descubierta de la torre de cráneos en la Ciudad de México el pasado 22 de septiembre de 2020.

Read in English

Arqueólogos en México han descubierto los cráneos de más de 100 hombres, mujeres y niños en secciones recién desenterradas de una torre azteca de restos humanos.

La torre de cráneos, que se dice que data de entre 1486 y 1502, fue encontrada hace cinco años en el centro de la Ciudad de México por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En marzo, un equipo del Programa de Arqueología Urbana del Instituto descubrió otros 119 cráneos en el lado este de la torre, según un comunicado emitido por el INAH la semana pasada.

Al menos tres eran cráneos de niños, identificables por su tamaño y dientes poco desarrollados.

Esto eleva el número total de cráneos encontrados hasta ahora en el sitio, ubicado cerca del Templo Mayor Azteca, a 603.

Se cree que la estructura cilíndrica, llamada Huey Tzompantli, fue una de las siete exhibiciones de cráneos humanos en la capital azteca de Tenochtitlán, la actual Ciudad de México.

Al hablar sobre el nuevo descubrimiento, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, dijo: “El Templo Mayor nos sigue sorprendiendo, y el Huey Tzompantli es sin duda uno de los hallazgos arqueológicos más impresionantes de los últimos años en nuestro país”.

Aunque no está claro exactamente quiénes eran los individuos, se presume que fueron asesinados durante los sacrificios a los dioses.

El arqueólogo Raúl Barrera dijo a Reuters: "Aunque no podemos decir cuántos de estos individuos eran guerreros, quizás algunos fueron cautivos destinados a ceremonias de sacrificio.

“Sabemos que todos fueron hechos sagrados. Convertidos en regalos para los dioses o incluso en personificaciones de las propias deidades ".

El Huey Tzompantli infundió miedo a los conquistadores españoles y como resultado apareció en los escritos de Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo, según el comunicado.