Brasil: Lula da Silva podría enfrentar a Bolsonaro en elecciones presidenciales después de que juez anula sentencias en su contra

Un juez de la Corte Suprema solicitó reiniciar los casos contra el expresidente en la corte federal de Brasilia

Billy Rubio Esquivel
miércoles 10 marzo 2021 14:43

¿Qué supone la absolución de Lula da Silva para Brasil?

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva consiguió una nueva victoria en los tribunales el lunes, después de que Edson Fachin, juez de la Corte Suprema de Brasil, determinará anular todas las sentencias relacionadas con el caso Lava Jato en contra de Lula da Silva y ordenó reiniciar los casos en la corte federal de Brasilia.

De acuerdo a Fachin, la justicia de Curitiba, en donde se llevó a cabo el polémico juicio contra el exmandatario, no tenía competencia jurídica, debido a que los cargos en contra de Lula da Silva se debían dirimir en otras instancias. Tras el fallo de la Corte, la Fiscalía General de Brasil adelantó que podría apelar esta decisión.

Con este triunfo legal, Lula da Silva recupera sus derechos políticos y podría presentarse a las elecciones presidenciales de 2022, siempre y cuando la decisión del juez Fachin se mantenga en los tribunales de apelación.

¿De qué fue acusado Lula da Silva?

En pleno proceso electoral en 2018, Lula da Silva fue acusado de corrupción y tráfico de influencias, por lo que debió abandonar la carrera presidencial para enfrentar a la justicia brasileña.

Según las acusaciones, el expresidente recibió sobornos por parte de la constructora OAS a cambio de favorecerla con contratos con la empresa paraestatal Petrobras. Lula da Silva habría recibido US$ 1.1 millones con lo que remodeló su lujoso apartamento de tres pisos en Guarujá, São Paulo. Por este cargo, el otrora mandatario recibió una sentencia inicial de 9 años y 6 meses, sin embargo, un tribunal regional elevó su condena a 12 años y un mes.

Ese mismo año, Lula da Silva fue condenado a 17 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y blanqueo de capitales, tras ser señalado de ser el propietario de una finca en Atibaia, relacionada con el escándalo de corrupción de Odebrecht. Con estas dos sentencias, el expresidente ingresó a una prisión en Brasil y estuvo preso por 580 días.

Leer más: Fiscales estadounidenses alegan que presidente de Honduras ayudó al tráfico de drogas a EE.UU.

Recupera su libertad

Lula da Silva abandonó la prisión el 8 de noviembre de 2019, después de que la Corte Suprema determinara que un condenado “sólo puede ir a prisión una vez que haya agotado todos su recursos”. El otrora presidente de Brasil apeló de inmediato las sentencias que recibió en 2018 y se encontraba a la espera de que se emitiera una resolución final sobre su caso, por lo que aún contaba con este recurso legal para evitar la cárcel.

¿Qué sigue?

Lula da Silva gobernó Brasil entre 2003 y 2010 y se perfilaba para ser el abanderado del Partido de los Trabajadores para las elecciones presidenciales de 2018, pero sus problemas legales lo impidieron. Tras recuperar sus derechos políticos con el fallo de la Corte Suprema, el político de 75 años tendría una nueva oportunidad de buscar la presidencia del país.

Aunque falta un posible proceso de apelación por parte de la Fiscalía de Brasil, Lula da Silva tiene por delante el camino abierto para regresar a la arena de la política. Apenas el pasado viernes, en entrevista conEl País, el político de 75 años no descartó hacer reaparecer al señalar que la política está en su ADN.

“La política está en mi ADN, es una parte de mi cuerpo. Cuando esta célula deje de cumplir su función y yo muera, dejaré de hacer política. Fuera de la política, no hay salida para la humanidad, para la democracia, para el crecimiento económico y la distribución de la riqueza. Todo depende de la política”, declaró.