COVID: ¿Cuáles son las claves detrás del éxito del plan de vacunación en Chile?

En poco más de tres semanas, el país ha aplicado 3,3 millones de dosis a su población

Billy Rubio Esquivel
lunes 01 marzo 2021 18:19

Vacunaciones en Latinoamérica: Chile avanza a toda máquina, otros aún no han comenzado

La carrera por la vacunación contra la COVID-19 ha sido dominada en su mayoría por Estados Unidos y por los países de Europa, sin embargo, Chile ha ganado titulares debido a su rápido despliegue y la aplicación de dosis a millones de personas en cuestión de semanas.

De acuerdo al portal de la Universidad Johns Hopkins, Chile ha aplicado más de 3,3 millones de inyecciones de la vacuna, con lo que ha cubierto con al menos una dosis al 17,59% de su población de poco más de 19,1 millones de habitantes.

Este país ubicado en el extremo sur de continente americano alcanzó esta cifra a tan solo tres semanas del inicio de su campaña de vacunación masiva, enfocada en los adultos mayores de 60 años y el personal de salud, con lo que superó rápidamente a otros países de América Latina, como México y Argentina, tanto en número de vacunas aplicadas como en porcentaje de población inmunizada.

La gran apuesta por Sinovac

Aunque las primeras vacunas contra el coronavirus que llegaron a Chile fueron de la empresa farmacéutica Pfizer, las cuales fueron aplicadas al personal de salud a finales de diciembre de 2020, el gobierno que encabeza el presidente Sebastián Piñera apostó por la vacuna china producida por Sinovac, comercialmente conocida como CoronaVac.

La administración de Piñera acordó comprar 10 millones de vacunas de Sinovac, a pesar de las preocupaciones alrededor de su efectividad, que según varios estudios oscila entre el 50,3% y 91,25%.

Con este acuerdo, Chile logró contar con suficientes dosis para echar andar el pasado 3 de febrero su campaña de vacunación, en medio de la demora en las entregas de las vacunas producidas por Pfizer, y posicionarse como una de las grandes sorpresas en el mundo en la aplicación de inoculaciones. Hasta el momento, poco más de 2,8 millones de personas han recibido al menos una vacuna de Sinovac.

Una red de salud extendida por el país

Chile no solo cuenta con las suficientes vacunas para proteger a su población mayor contra COVID-19, sino que puede presumir una red de hospitales públicos extendida por todo el país. Asimismo, estas instituciones tienen experiencia previa en la vacunación masiva, lo que facilita el proceso.

Leer más: Uruguay: ¿Cómo es el plan masivo de vacunación contra COVID-19?

“La estrategia se basa en la red de atención primaria de salud con los consultorios y centros de salud, distribuidos a lo largo de todo el país. Históricamente, siempre han participado en la estrategia de vacunación que lleva Chile. Eso nos permite una buena distribución”, declaró Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico de Chile, en entrevista con DW.

Pero el gobierno chileno no solo apostó por su eficiente red de salud. Ante la expectativa de vacunar a gran escala, las autoridades habilitaron como centros de vacunación escuelas, estadios y centros deportivos, de manera que se pudiera ampliar la capacidad de recepción de personas.

Una meta ambiciosa

Chile espera contar con una inmunidad colectiva para finales del primer semestre de 2021. De acuerdo al plan de vacunación de la administración de Piñera, el país estima haber vacunado a 15 millones de personas para el último día de junio.

Para marzo, el gobierno chileno tiene la meta de alcanzar las cinco millones de vacunas aplicadas, cifra que podrían alcanzar para el 20 de este mes, de continuar con la capacidad para inmunizar a más de 87.200 personas en un solo día.

Para cumplir con sus objetivos, Chile espera la llegada de cinco millones de dosis de AstraZeneca entre abril y mayo y está en negociaciones para adquirir la vacuna rusa de Sputnik V. En total, el gobierno de Sebastián Piñera invirtió 200 millones de dólares en su plan de vacunación.