Administración Biden libera a su primer detenido de Guantánamo tras casi dos décadas en prisión

Se recomendó la liberación de Abdul Latif Nassar en 2016, quién permaneció encarcelado en una instalación de guerra en Cuba durante cuatro años bajo la administración Trump

Alex Woodward
lunes 19 julio 2021 20:17
Donald Trump pledges to keep Guantanamo Bay open at the State of the Union
Read in English

La administración de Joe Biden ha trasladado a su primer detenido desde la Bahía de Guantánamo, donde un hombre que nunca fue acusado de un delito estuvo detenido durante casi dos décadas y fue remitido para su liberación en 2016, pero permaneció en la prisión bajo la administración de Donald Trump.

La liberación de Abdul Latif Nassar, que fue encarcelado en las instalaciones durante la guerra en 2002, podría indicar las mociones de la administración hacia su cierre completo.

Nassar será repatriado a su Marruecos natal "sujeto a garantías de seguridad y trato humano", según un comunicado del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

En 2016, un panel interinstitucional determinó que su detención "ya no seguía siendo necesaria para protegerse contra una amenaza significativa y continua a la seguridad nacional de Estados Unidos", según el Pentágono.

"Estados Unidos elogia al Reino de Marruecos por su asociación desde hace mucho tiempo para asegurar los intereses de seguridad nacional de ambos países", dijo el Pentágono. "Estados Unidos también está muy agradecido por la voluntad del Reino de apoyar los esfuerzos estadounidenses en curso para cerrar el Centro de Detención de la Bahía de Guantánamo".

En 2018, Trump ordenó que la prisión en Cuba permaneciera abierta y continuara admitiendo detenidos "cuando fuera legal y necesario" después de derogar parcialmente un esfuerzo de Barack Obama para comenzar a cerrar sus operaciones, orden que firmó en su segundo día en el cargo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas a principios de este año que el Consejo de Seguridad Nacional estaba participando en conversaciones con la administración para cerrar por completo la prisión al final del primer mandato de Biden en el cargo en 2024.

El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, dijo en una declaración el lunes que la administración está "dedicada a seguir un proceso deliberado y exhaustivo centrado en reducir de manera responsable la población de detenidos en las instalaciones de Guantánamo y, al mismo tiempo, salvaguardar la seguridad de Estados Unidos y sus aliados".

Leer más: Cirujano General de EE.UU. prevé regreso de uso obligatorio de mascarillas en puntos conflictivos

La prisión, que abrió bajo el mandato de George W Bush tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, ha sido ampliamente criticada por negar, según informes, el debido proceso a los detenidos en prisión extrajudicial que soportan abusos contra los derechos humanos.

Nassar estuvo detenido en Afganistán durante varios meses antes de su traslado a Guantánamo en mayo de 2002. Una serie de Radiolab de seis partes, tras una larga investigación, reveló que la mayoría de las acusaciones del gobierno contra él carecían de pruebas significativas para justificar su detención.

Su abogado dijo a la Junta de Revisión Periódica interinstitucional en 2016 que "no había hecho ningún comentario negativo ni expresado mala voluntad hacia los Estados Unidos ni había mostrado ninguna evidencia de interés en actividades extremistas" durante su detención y "lamenta profundamente sus acciones del pasado".

Tras el traslado de Nassar, la prisión seguirá albergando a 39 personas, 11 acusadas de crímenes de guerra. La prisión detuvo a casi 700 hombres en el pico de su exisencia después del 11 de septiembre.