Mujeres diagnosticadas con cambios en las células del cuello uterino se sienten “avergonzadas”, “ansiosas” y “aisladas”, dice organización benéfica

“No debería ser el caso que la vergüenza esté relacionada con los resultados de las exámenes cervicales en 2022”, dicen los activistas

Saman Javed
martes 18 enero 2022 21:34
Roberta Metsola se convirtió en la presidenta más joven del Parlamento Europeo
Read in English

Más de una de cada cuatro mujeres ha sentido vergüenza después de ser diagnosticada con cambios en las células del cuello uterino, según Jo's Cervical Cancer Trust.

Mientras que alrededor de 220.000 mujeres son diagnosticadas con cambios celulares anormales cada año, más de la mitad de las 1.086 mujeres encuestadas dijeron que no sabían nada acerca de los cambios celulares antes del diagnóstico, mientras que el 39 por ciento dijo que sabía “un poco”.

Además, el 26 por ciento de las encuestadas dijeron que se sentían avergonzadas. Esto fue sobre todo común en los grupos de edad más jóvenes, donde el 40 por ciento de las mujeres de 25 a 29 años reportaron sentimientos de vergüenza, en comparación con el ocho por ciento de las mujeres de entre 60 y 64 años.

Los cambios celulares son causados por el Virus del Papiloma Humano (VPH), una infección viral muy común.

Es importante que las mujeres se hagan exámenes de detección de cáncer del cuello uterino para identificar cualquier cambio celular anormal, ya que estas células se pueden monitorear para tratar o detener el desarrollo del cáncer de cuello uterino.

La mayoría de las mujeres a las que se les diagnosticó el VPH dijeron que se sentían culpables, confundidas y enojadas, y que eso les generaba preocupaciones acerca de sus relaciones.

Más de un tercio (34 por ciento) dijo que las hacía sentir ansiosas o avergonzadas y sucias (35 por ciento).

Jo's Cervical Cancer Trust advirtió que la pandemia ha exacerbado los sentimientos de aislamiento después de un diagnóstico y clama por una mayor educación sobre el VPH.

Desde marzo de 2020, el 29 por ciento de las mujeres diagnosticadas con VPH dijeron sentirse aisladas, casi el doble que el 15 por ciento de antes de la pandemia.

“No debería ser el caso que la vergüenza esté relacionada con los resultados de los exámenes cervicales en 2022. El estigma del VPH es algo que debe abordarse y depende de todos nosotros eliminar el estigma asociado con tener un diagnóstico”, Samantha Dixon, directora ejecutiva de Jo's Cervical Cancer Trust, dijo.

“Se necesita hacer mucho más para garantizar que todas las personas que asisten a colposcopias estén preparadas por completo para los diferentes resultados y tengan la información que necesitan para enfrentarlos, porque la prevención del cáncer de cuello uterino no se detiene en los exámenes de cuello uterino”.

Los activistas también advirtieron que la asistencia a los exámenes cervicales se encuentra en su nivel más bajo en décadas.

En Inglaterra, las mujeres están invitadas a hacerse un examen cervical seis meses antes de su cumpleaños número 25. En estos momentos, una de cada tres mujeres no asiste cuando es invitada.

“Los exámenes del cuello uterino pueden ayudar a detener el cáncer de cuello uterino antes de que comience, por lo que no podemos darnos el lujo de permitir que la asistencia caiga con cifras tan preocupantes”, dijo Dixon.

“Recuerda que el NHS (Servicio de Salud Nacional) de verdad está abierto, por lo que si tienes una cita para una colposcopia o un examen de detección atrasada, te instamos a que no la pospongas”.

En su sitio web, el NHS afirma que si la colposcopia, un procedimiento utilizado para observar el cuello uterino, confirma la presencia de células anormales, existe una variedad de tratamientos disponibles para eliminar las células.

Si bien los tratamientos son seguros y muy exitosos, el 42 por ciento de las mujeres encuestadas dijeron que sintieron pasaron muy rápido por el proceso de diagnóstico y el 29 por ciento dijo que no recibieron suficiente información y apoyo para comprender los beneficios y riesgos de los tratamientos.

“Tenemos una oportunidad increíble de eliminar algún día el cáncer de cuello uterino y, aunque la detección del cáncer de cuello uterino es fundamental para esto, la prevención del cáncer va más allá de la detección”, dijo Tonia Antoniazzi, diputada del partido Gower y presidenta del Grupo Parlamentario de Todos los Partidos por el Cáncer.

“Debemos reconocer la importancia de diagnosticar, monitorear y tratar los cambios en las células del cuello uterino, y asegurarnos de que todos reciban apoyo en cada paso. Nadie debe sentir que no tiene la información y el apoyo para acceder a un examen cervical o lidiar con un resultado inesperado”.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in