Lady Di: ocho razones por las que la gente cree que su accidente en París no fue lo que parece

Más de 20 años después, las teorías de conspiración continúan haciendo ruido a pesar de que se ha demostrado que casi todas están equivocadas

Andrew Griffin
martes 23 noviembre 2021 20:42
El príncipe Harry dice que su madre, la princesa Diana, influyó su separación de la vida r

En la noche del 31 de agosto de 1997, sucedió algo realmente terrible: la princesa Diana murió en un accidente automovilístico fatal en París, y los efectos de su muerte se sentirían en todo el mundo. Pero ahí es donde termina el consenso.

Para algunas personas, lo que sucedió esa noche no fue simplemente un trágico accidente. Por el contrario, fue el resultado de algún tipo de conspiración realizada en secreto por agentes del estado británico o algo más, afirman.

Numerosos informes, investigaciones y peritos coinciden con el relato oficial de los hechos: que Diana estaba en un automóvil conducido por un hombre que se encontraba en estado de ebriedad y este factor, además de otras razones institucionales, desencadenaron la tragedia.

Pero otros todavía creen que sucedió algo más secreto e intencional esa noche. Las teorías de conspiración adoptan otras formas, pero todas afirman apuntar a la misma creencia fundamental: que alguien quería matar a Diana y ayudaron a orquestar el fatal accidente de esa noche.

Esas conspiraciones fueron tan convincentes y tan generalizadas que, con la ayuda del Daily Express y el empresario egipcio Mohamed al-Fayed, la Policía Metropolitana se vio obligada a lanzar la Operación Paget, una investigación para establecer si había algo de verdad en las teorías. La operación duró años, costó millones de libras y gracias a ella se descubrió que las teorías no tenían ningún fundamento, que todo lo que sucedió esa noche fue un accidente increíblemente desafortunado.

Leer más: El príncipe Harry y Meghan Markle invocan a la princesa Diana en entrevista con Oprah Winfrey

El informe examinó 175 teorías sobre lo que sucedió esa noche, algunas de ellas pequeñas y otras profundas. Descubrió que ninguna de estas era cierta.

Sin embargo, esas conspiraciones se mantienen en la boca de todos. Aquí te presentamos diez de las cosas que hacen que la gente dude de la historia oficial de los eventos, así como de la verdad sobre cada una de las afirmaciones.

Diana estaba embarazada

Este, según Mohamed al-Fayed, fue el motivo del asesinato. Diana había quedado embarazada del hijo de al-Fayed y esa idea era desagradable para el estado británico.

Fayed dijo que la familia real “no podía aceptar que un musulmán egipcio pudiera algún día ser el padrastro del futuro rey de Inglaterra”. Fue entonces que planeó matarla.

La discusión sobre un posible embarazo surgió incluso antes de que Diana muriera. Durante unas vacaciones en Francia unas semanas antes, algunos periódicos especulaban que podría estar embarazada, y esa especulación se vio impulsada por los misteriosos comentarios que Diana hizo sobre “una gran sorpresa”.

Pero no hubo señales de embarazo durante el examen post-mortem. Otras pruebas con la sangre de Diana encontraron que tampoco había señales de embarazo allí. Y ni siquiera hay evidencia de que Diana sospechara que pudiera estar embarazada: numerosos amigos cercanos y otras personas dijeron que su ciclo menstrual era normal, que estaba usando anticonceptivos y que ni siquiera había mencionado la posibilidad de estar embarazada a sus confidentes.

Diana creía que la corona la iba a matar

El principal factor de motivación detrás de las conspiraciones es la creencia de que la propia Diana pensó que la iban a matar. Y eso, al parecer, es cierto.

La principal de ellas es una carta que fue revelada por Paul Burrell, el mayordomo de Diana, quien dijo que se la había entregado para su custodia.

“Estoy sentada aquí en mi escritorio hoy en octubre, anhelando que alguien me abrace y me anime a mantenerme fuerte y con la cabeza en alto. Esta fase particular de mi vida es la más peligrosa. [...] está planeando 'un accidente' en mi automóvil, una falla en los frenos y una lesión grave en la cabeza para dejar el camino despejado para que Carlos se case”, decía.

La carta parece inquietantemente profética. Y, de hecho, tenía historia: cuando Diana escribió la carta, había tenido problemas con su automóvil; además, expresó sus temores sobre esto y su guardaespaldas había muerto en un accidente que ella creía que había sido una conspiración.

Diana claramente tenía preocupaciones sobre su seguridad: eso no es una teoría de la conspiración. Pero no parece haber ninguna sugerencia oficial de que realmente la matarían, incluso si hubiera animosidad entre algunos miembros de la familia real y Diana.

Los paparazzi hicieron que el auto se estrellara intencionalmente

Se culpó repetidamente a los fotógrafos de la muerte de Diana. La historia se popularizó en parte porque reflejaba una preocupación que había perseguido a Diana durante toda su vida: que el interés a menudo lascivo en ella le estaba causando daño.

Esta teoría tiene tres formas específicas. La primera alega que el grupo de paparazzis persiguió y empujó el Mercedes de Diana para que pudiera hacer que ocurriera el accidente. La segunda sostiene que los fotógrafos fomentaron un entorno en el que podría ocurrir un accidente. Mientras que la tercera sugiere que los reporteros crearon accidentalmente una situación que los conspiradores aprovecharon para matar a las personas en el automóvil.

La investigación oficial señaló que los paparazzi no son realmente un grupo significativo: aunque hacen el mismo trabajo, generalmente compiten entre sí por la mejor foto. Muchos de ellos trabajan para diferentes empresas y realizan trabajos completamente diferentes, y algunos trabajan como fotoperiodistas profesionales.

Las investigaciones oficiales han encontrado que el automóvil Mercedes en el que estaba Diana parecía haber conducido rápidamente para escapar de los fotógrafos. Pero la Operación Paget descubrió que era el resultado del comportamiento normal de los paparazzi y que no habían estado participando en ninguna conspiración criminal.

El conductor Henri Paul causó intencionalmente el accidente

Henri Paul era el jefe de seguridad del Hotel Ritz de París, pero los teóricos de la conspiración creen que estaba a sueldo de por lo menos una organización a más: los servicios de seguridad en Francia o el Reino Unido, o ambos.

Las personas que dudan del curso oficial de los acontecimientos dicen que la afirmación central de Paul respecto a estar borracho en el momento del accidente no solo era falsa, sino que fue una mentira difundida en los medios de comunicación para encubrir el asesinato. Y eso se hizo, en parte, intercambiando su cuerpo con otra persona, para que los resultados toxicológicos parecieran correctos.

Hay varias razones por las que la gente cree esto. En principio, Paul no parecía comportarse como si estuviera borracho más temprano en la noche, por ejemplo. Y las creencias acerca de que él estaba a sueldo de los servicios de seguridad provienen del hecho de que parecía tener más dinero de lo esperado, y que algunas oficinas de seguridad han sugerido que podrían haber tenido una fuente francesa dentro del hotel.

Pero no hay evidencia que sugiera que alguna de esas cosas contribuyó al accidente de otra manera que no sea la historia oficial. Numerosas pruebas mostraron que la sangre de Henri Paul contenía alcohol, aunque se cometieron errores con las pruebas, y los controles repetidos han certificado que había estado bebiendo.

Algo andaba mal con el Mercedes en el que viajaba Diana

Quizás no haya nada más central en la conspiración que el auto que transportaba a Diana y que eventualmente la mataría. Los teóricos de la conspiración afirman que su ruta estaba bloqueada, que conducía a una velocidad inusual o que algo había sido alterado en el automóvil.

Todo en el coche parecía estar en orden. La gente informó haber visto diferentes velocidades, y el automóvil ciertamente conducía rápido esa noche, pero no había nada inusual en la forma en que se conducía.

Pero una gran parte de la confusión parece surgir del hecho de que es simplemente demasiado difícil estimar la velocidad. Los testigos que informaron cosas diferentes probablemente no se equivocaron, pero es muy difícil saber qué tan rápido va algo cuando estás fuera de él, especialmente si no tienes nada con qué compararlo.

Había destellos brillantes y vehículos extraños en la carretera

Numerosas personas informaron haber visto destellos cuando el automóvil se dirigía al túnel donde se estrellaría, destellos a los que se atribuyó el accidente en sí. Pero el problema fue que muchas personas informaron diferentes destellos, en diferentes momentos, desde diferentes lugares.

Hubo muchos destellos esa noche: los fotógrafos que seguían el coche y la luz de los faros de los vehículos. Pero ninguno de ellos parece haber sido malicioso o parte de una conspiración.

La atención médica de Diana fue saboteada deliberadamente

Los teóricos de la conspiración creen que los médicos permitieron deliberadamente que Diana muriera. Al no tratarla de la manera adecuada, impidieron que se mantuviera con vida.

La mayor parte de esto gira en torno a su tratamiento en el lugar del accidente. Si la hubieran llevado al hospital más cercano y la hubieran tratado allí es posible que sobreviviera, dicen.

Parte de la creencia en esta teoría proviene del hecho de que el enfoque francés de la atención de emergencia es simplemente diferente al del Reino Unido. En Francia los equipos de emergencia se concentran en brindar tratamiento en el lugar antes de trasladar a una persona al hospital; en el Reino Unido se trata de llegar antes al hospital.

Como señalan los redactores del informe de la Operación Paget, tal conspiración requeriría que un número sustancial de médicos expertos y otros cuidadores rompan su ética y luego mientan al respecto. Eso no sucedió, concluyen.

Es imposible decir si habría habido más éxito si Diana hubiera sido llevada al hospital. Pero de cualquier manera, los médicos han dicho que era casi imposible para ella sobrevivir a sus heridas.

El guardaespaldas de Diana fue asesinado

Las teorías de la conspiración en torno a Diana circularon incluso cuando estaba viva y, de hecho, la princesa pareció creerlas. En 2004, el canal de noticias estadounidense NBC transmitió un video que mostraba a Diana hablando de una aventura con Barry Mannakee, un ex guardaespaldas a quien describió como "el amor más grande que he tenido".

“[Pero] se descubrió todo y fue expulsado [de la protección real]. Luego fue asesinado. Creo que lo derribaron”, dijo en las cintas.

Los teóricos de la conspiración asumieron esa afirmación y sugirieron que había un conductor misterioso que aparentemente había ayudado a orquestar el accidente automovilístico en el que murió Mannakee. Había estado viajando como pasajero en una motocicleta: esa bicicleta chocó contra otro automóvil que salía un cruce “intencionalmente” según algunos.

Las teorías de conspiración siguieron retumbando y se convirtieron en parte del mismo conjunto de creencias que animan las teorías sobre lo que realmente le sucedió a la princesa Diana.

Pero The Independent descubrió, después de una investigación publicada hace semanas, que la verdad era igual de trágica, pero completamente accidental. El conductor del automóvil se detuvo de inmediato y luego aceptó ayudar con la investigación, incluso declaró para Operation Paget.