Campaña de influencer plus size hace que Instagram revise su política de desnudos

Con el hashtag #iwanttoseenyome, Nyome Nicholas-Williams ha creado una campaña para que sus fotos en topless se restablezcan en la plataforma

 

Sophie Gallagher@scfgallagher
lunes 24 agosto 2020 21:32
Read in English

Instagram acordó revisar su política de semidesnudez después de la exitosa campaña #iwanttoseenyome de la influencer plus size Nyome Nicholas-Williams.

A principios de agosto, Nicholas-Williams, que se hace llamar @CurvyNyome en la plataforma, compartió una foto de sí misma en topless sentada en una silla, con pantalones cortos de ciclismo y cubriéndose los senos.

La imagen, tomada por el fotógrafo Alex Cameron fue eliminada por supuestamente violar las políticas de desnudez de la red social. Además Nicholas-Williams recibió una advertencia de que su cuenta podría ser suspendida si la imagen se volvía a publicar.

El 4 de agosto, Nicholas-Williams escribió en su Instagram: “¡¿Por qué mi cuerpo siempre está siendo censurado?! Siempre son mujeres de raza negra con cuerpos grandes y estoy cansada, estoy aquí compartiendo mi arte y tratando de normalizar TODOS los tipos de cuerpo y sigo siendo apagada a cada paso, pero no se preocupen, seguiré haciendo lo mío".

Más tarde escribió: "¡Los negros y nuestros cuerpos no son para consumo de blancos!"

Tras varios pronunciamientos de Nicholas-Williams, se inició una petición en Instagram para "dejar de censurar a las mujeres de raza negra y plus size". Reunió 15.000 firmas en menos de un mes.

La petición decía: “Recientemente ha salido a la luz (aunque esto por supuesto es un problema sistemático) que Instagram realiza censura discriminatoria contra las imágenes de personas de talla grande y especialmente personas de color; aunque no vayan en contra de las pautas de su comunidad [sic].

“Mientras tanto, se dejan arriba de la plataforma imágenes 'socialmente aceptables' de mujeres blancas y delgadas, como las que se muestran en el Instagram de Playboy”, continuó.

Nicholas-Williams dice que Instagram ya se disculpó por quitar la imagen y la volvió a subir. Las fotografías se marcan en el sistema de informes de Instagram mediante una combinación entre revisión manual y tecnología de inteligencia artificial.

El viernes, Nicholas-Williams compartió una captura de pantalla de un correo electrónico de Instagram, que detallaba la sección de la política en la que había sido reportada la imagen.

Se lee: “No permitimos apretar los senos (en las imágenes), ya que a menudo se asocia con contenido pornográfico, pero sabemos que hemos cometido errores al aplicar la política.

“Para ayudar a abordar esto, hemos compartido una nueva guía con nuestros equipos de revisión para ayudarlos a distinguir mejor entre ‘apretar los senos’ y simplemente sostenerlos o cubrirlos".

Ella escribió junto con la captura de pantalla: “¡Este es el inicio de un cambio de políticas! Instagram revisará cómo evalúan las imágenes de semidesnudos. Hicimos suficiente ruido para que el cambio tuviera que ser hecho.

“Acabo de hablar por teléfono con Instagram y se realizarán cambios, pero todavía hay trabajo por hacer con sus equipos de revisión, me aseguraré de que esto progrese y se convierta en un cambio de política completo. Este es el primer paso, pero miren lo que hicimos. ¡Los cuerpos plus size de raza negra no van a ninguna parte!"

También agradeció a Stephanie Yeobah, otra influencer plus size que tuvo una reunión con Instagram el 20 de agosto y planteó el problema.

En una publicación en Twitter, Yeobah dijo: “Mencioné que los cuerpos gordos están sujetos a una hipersexualización extrema y que no deberíamos tener que pagar artísticamente el precio por cómo la sociedad ve los cuerpos más grandes.

"Estuvieron de acuerdo conmigo y debido a la enorme visibilidad que se derivó de @curvynyome y el apoyo abrumador que recibió, cambiaron su política y también están capacitando a su personal sobre los temas de cuerpos más grandes y la desnudez".

Un portavoz de Facebook, propietario de Instagram, dijo a The Independent: "Nuestras políticas están diseñadas para garantizar que el contenido de Instagram sea apropiado para personas tan jóvenes como de 13 años, al tiempo que permite que una comunidad diversa y global se exprese".

"Este puede ser un equilibrio difícil de lograr, y eso significa que hay momentos en los que nuestras políticas se quedan cortas. No permitimos la compresión de los senos, ya que a menudo se asocia con contenido pornográfico, pero sabemos que hemos cometido errores en la forma en que se hace cumplir la norma.

"Valoramos la comunidad de Instagram y nunca es nuestra intención silenciar sus voces o cuerpos".