La NASA completa con éxito la parte más difícil del despliegue del telescopio espacial James Webb

El telescopio Webb no solo requirió un montaje cuidadoso, sino también un despliegue minucioso

Andrew Griffin
miércoles 05 enero 2022 00:01
Read in English

La NASA completó con éxito la parte “más difícil” del despliegue de su nuevo telescopio espacial James Webb.

El escudo solar que protegerá la nave mientras mira hacia las profundidades del universo ya está completamente desplegado, según informó la agencia espacial.

“Es la primera vez que se intenta colocar un telescopio de este tamaño en el espacio”, declaró Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA, en un comunicado.

“[El telescopio] Webb no solo requirió un montaje cuidadoso, sino también un despliegue minucioso. El éxito de su despliegue más desafiante -el paraguas solar- es un increíble testimonio del ingenio humano y de la habilidad de ingeniería que permitirán a[l telescopio] Webb cumplir con sus objetivos científicos.”

El escudo solar tiene el tamaño de una pista de tenis cuando está completamente desplegado, pero tuvo que ser plegado con precisión para que pudiera caber en el cohete que lo lanzó al espacio el día de Navidad. Desde que llegó al espacio, el telescopio ha ido desplegando con delicadeza sus distintas partes, incluidas las cinco capas que debían desplegarse por separado.

Cada una de esas láminas de plástico es tan fina como un cabello humano. Está recubierta de un metal reflectante que es como un protector solar con 1 millón de FPS, y reduce drásticamente la exposición al Sol.

El escudo solar es necesario para mantener el telescopio protegido de la luz y el calor del Sol. Debe mantenerse increíblemente frío para que pueda ver la tenue luz infrarroja que utilizará para explorar las profundidades del universo.

“Desplegar el escudo solar de[l telescopio] Webb en el espacio es un hito increíble, crucial para el éxito de la misión”, señaló Gregory L. Robinson, director del programa Webb en la sede de la NASA.

“Miles de piezas han tenido que funcionar con precisión para que esta maravilla de la ingeniería se despliegue por completo. El equipo ha logrado una hazaña audaz con la complejidad de este despliegue, una de las empresas más audaces hasta ahora para [el telescopio] Webb”.

La puesta en marcha del telescopio Webb continuará durante los próximos seis meses, con nuevos despliegues y la calibración de sus diversos instrumentos científicos. Entonces podrá empezar a enviar imágenes, lo que se espera que ocurra en junio.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in