La NASA está construyendo una nave espacial para alcanzar un asteroide valorado en $10 quintillones

La roca flota en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter

Adam Smith
jueves 01 abril 2021 21:44
La NASA difunde un vídeo espectacular del amartizaje del Perseverance
Read in English

La NASA ha comenzado oficialmente el ensamblaje final de su nave espacial Psyche, que explorará un asteroide del mismo nombre con un valor de $10 quintillones.

La agencia espacial compartió imágenes y videos de la nave que se ensambla desde su Laboratorio de Propulsión a Reacción en el sur de California. El proceso debería tomar un año antes de que se envíe a Cabo Cañaveral en Florida para su lanzamiento, programado para agosto de 2022.

La noticia sigue al envío del chasis de propulsión eléctrica solar (SEP) al laboratorio, que es el componente clave de la nave espacial. La gran estructura, aproximadamente del tamaño de una camioneta, presenta una antena de alta ganancia de dos metros de ancho, un marco masivo que sostendrá instrumentos científicos y cubiertas protectoras rojas para salvaguardar los componentes delicados.

El montaje comenzó el 16 de marzo, cuando los ingenieros examinaron los subsistemas, la computadora de vuelo, el sistema de comunicaciones y el sistema de distribución de baja potencia para asegurarse de que todos funcionaran en armonía. Con la llegada del chasis, el hardware restante se puede probar e instalar.

"Ver este gran chasis de nave espacial llegar al JPL desde Maxar es uno de los hitos más emocionantes que hemos experimentado en lo que ya ha sido un viaje de 10 años", dijo Lindy Elkins-Tanton de la Universidad Estatal de Arizona, investigadora principal de Psyche.

“Construir esta compleja pieza de ingeniería de precisión durante el año de COVID es absolutamente un triunfo de la determinación y la excelencia humana”.

El montaje de la nave no será fácil, ya que los científicos trabajarán contrarreloj para prepararlo antes de la fecha de lanzamiento. “Es emocionante ver cómo se junta todo, y es la parte del ciclo de vida del proyecto que más amo”, dijo Henry Stone, gerente de proyectos de Psyche, de JPL.

Leer más: Elon Musk dice que Starship SN11 está “casi listo para volar”

“Pero también es una fase muy intensa. Es una coreografía intrincada, y si una actividad se encuentra con un problema, puede afectar todo el proceso. Cumplir con el cronograma en esta fase de la misión es absolutamente fundamental".

Sin embargo, algunos aspectos se han simplificado: el chasis SEP tiene la mayoría de los componentes de hardware ya integrados, como el sistema eléctrico, de propulsión, térmico y de guía y navegación.

Esto fue manejado por Maxar Technologies, que también le dio a la nave un sistema de propulsión supereficiente para empujarla a través del espacio, así como dos enormes paneles solares de cinco paneles para mantenerla funcionando.

“La entrega del chasis SEP al JPL de la NASA es un logro increíble para nosotros en Maxar”, dijo Steven Scott, gerente del programa Psyche de Maxar.

“Estoy muy orgulloso de nuestro equipo. Hemos logrado diseñar y construir una nave espacial SEP para un viaje de mil millones de millas a través de un entorno de bajo consumo de energía, todo mientras priorizamos la salud y la seguridad de nuestro equipo durante una pandemia global. La colaboración entre Maxar, la Universidad Estatal de Arizona y el JPL de la NASA es un modelo de éxito, y nos sentimos honrados de ser parte de Psyche Mission".

Una vez que la nave espacial completa esté ensamblada, deberá moverse a la gran cámara de vacío térmico del JPL para ser probada en condiciones similares al espacio profundo: asegurándose de que la nave pueda sobrevivir al medio ambiente, probar el empuje eléctrico, tomar medidas científicas y comunicarse de manera efectiva.

La nave tendrá que viajar alrededor de 179,5 millones de kilómetros para llegar al asteroide, examinando su campo magnético y los neutrones y rayos gamma que irradian desde la superficie.

Si todo va bien, la nave pasará por Marte para recibir asistencia de gravedad en mayo de 2023 y alcanzará la órbita a principios de 2026. Pasará 21 meses allí, recopilando datos sobre la valiosa roca espacial, que se encontró en octubre de 2020.

Con aproximadamente 140 millas de diámetro, aproximadamente una cuarta parte de la longitud de todo el Reino Unido, el asteroide es uno de los objetos más grandes del cinturón.

Es probable que esté compuesto totalmente de hierro o níquel, a diferencia del hielo y la roca de la mayoría de los asteroides, y como tal podría arrojar luz sobre la historia de otros planetas debido a su similitud con el núcleo de la Tierra, además de tener un valor de 10,000 veces más que la economía mundial de 2019.