Estalla otra nave de SpaceX, el cuarto prototipo perdido desde diciembre

Elon Musk revela nuevo diseño de la cápsula Dragon; permitirá a astronautas asomar la cabeza al espacio

"Probablemente la mayoría de las cosas" en el espacio "que podrías sentir al estar en una cúpula de cristal", tuiteó Elon Musk

Adam Smith@adamndsmith
viernes 02 abril 2021 00:32
Read in English

SpaceX ha revelado un nuevo diseño para la cápsula Dragon que incluye una cápsula de vidrio en la parte superior de la nave, en la que los astronautas pueden sentarse.

Tuiteada por la cuenta oficial de SpaceX con la leyenda "Una nueva vista para la tripulación", la cápsula Dragon llevará astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El director ejecutivo de SpaceX, Elon Musk, retuiteó la imagen y dijo que era "probablemente la mayor parte 'en el espacio' que podrías sentir al estar en una cúpula de cristal".

Habiendo completado un viaje exitoso a la estación espacial en 2019, la cápsula Dragon es parte del plan de la NASA para trasladar los viajes entre la Tierra y la nave en órbita desde organizaciones gubernamentales o cohetes extranjeros a empresas privadas.

Anteriormente, los astronautas de la NASA tenían que usar cohetes rusos después de que las misiones de los transbordadores espaciales se retiraran en 2011, pero el uso de naves de SpaceX y Boeing presenta nuevas oportunidades para la agencia espacial.

La cápsula Dragon es capaz de transportar hasta siete pasajeros a la vez, a través de 16 propulsores Draco utilizados para impulsar y orientar la nave durante el vuelo. Cada propulsor es capaz de generar 90 libras de fuerza mientras maniobra, ajusta su órbita y controla la altitud de la cápsula.

El nuevo diseño de la cápsula Dragon no es el único desarrollo que ha realizado SpaceX hoy: la nave espacial SN11, que se lanzó desde Boca Chica, Texas, se estrelló y explotó.

Leer más: SpaceX pospone el lanzamiento de Starship SN11 en el último minuto

El aterrizaje fallido se produjo después de que los intentos de lanzamiento anteriores el viernes y el lunes se retrasaron debido a problemas técnicos y un inspector de la FAA ausente, respectivamente.

"Parece que el motor 2 tuvo problemas en el ascenso y no alcanzó la presión de la cámara operativa durante el aterrizaje, pero, en teoría, no era necesario", escribió en Twitter.

“Algo significativo sucedió poco después del inicio de la quema de aterrizaje. Debería saber qué era una vez que podamos examinar los bits más tarde hoy".