Análisis de sangre podría predecir cuándo las mujeres embarazadas entrarán en trabajo de parto

El estudio podría ayudar al “desarrollo de métodos más precisos para predecir el trabajo de parto”

Clea Skopeliti
sábado 08 mayo 2021 21:13

Nuevo estudio reduce ansiedad sobre riesgos de la vacunación contra el COVID y el embarazo

Read in English

Los análisis de sangre podrían usarse para predecir la fecha en que una mujer embarazada da a luz, según ha indicado una nueva investigación, lo que podría sentar las bases para estimaciones más precisas.

En la actualidad, a las mujeres embarazadas se les dice que su fecha de parto será 40 semanas después del primer día de su último período, pero esta es una estimación aproximada, ya que algunas comienzan el trabajo de parto semanas antes, mientras que otras tienen que someterse a un trabajo de parto inducido. Dar a luz en cualquier momento entre las 37 y las 42 semanas de edad gestacional se considera normal.

Ahora, los científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en California son pioneros en un enfoque que podría ofrecer a las mujeres embarazadas una indicación más precisa de cuándo darán a luz.

En un estudio publicado en Science Translational Medicine, la autora principal Ina Stelzer, PhD, y sus colegas utilizaron análisis de sangre clínicos para monitorear los biomarcadores (características biológicas) con el fin de rastrear cómo se prepara el cuerpo para el trabajo de parto.

El equipo tomó muestras de sangre en dos o tres ocasiones de 63 mujeres embarazadas dentro de los últimos 100 días de embarazo esperados, analizándolas para detectar 7,142 características metabólicas, proteicas e inmunes unicelulares.

Todos entraron en trabajo de parto de forma espontánea, lo que significa que ninguno de los nacimientos fue inducido artificialmente.

El análisis de las muestras reveló un aumento de las hormonas esteroides en las semanas previas al parto junto con una disminución de las respuestas inmunitarias inflamatorias.

"Encontramos una transición de 'embarazo progresivo' a una fase de 'preparto' que ocurre de dos a cuatro semanas antes de que (la mujer) entre en trabajo de parto", dijo Stelzer, PhD, becaria postdoctoral en anestesiología, medicina perioperatoria y analgésica.

“Hemos identificado una forma novedosa de utilizar la sangre materna para predecir cuándo una madre entrará en trabajo de parto. Esta predicción es independiente de la duración del embarazo".

Luego, los investigadores construyeron un modelo de predicción basado en 45 de los biomarcadores identificados y lo probaron en 10 mujeres, diciendo que los resultados "pueden ser útiles para el desarrollo de métodos más precisos para predecir el parto".

Lee más: Las mujeres revelan las palabras que conducen al orgasmo femenino

El modelo ofrecía una fecha de parto probable dentro de los 17 días posteriores a la fecha real en que las mujeres dieron a luz, y Stelzer cree que el modelo será más preciso a medida que se agreguen los resultados de más mujeres a su base de datos.

Además de reducir la fecha de parto de una mujer, la investigación también podría usarse para mejorar la inducción del trabajo de parto.

Pat O'Brien, obstetra consultor y vicepresidente del Royal College of Obstetricians and Gynecologists, dijo a The Independent: "Sería fantástico poder predecir el trabajo de parto".

Los científicos "han estado tratando durante décadas de encontrar algo que sea bueno para predecir el parto", dijo, y agregó que si bien hay muchas pruebas, no son muy precisas.

O'Brien enfatizó la importancia de la tecnología con respecto a los partos prematuros y dijo: “La razón por la que es tan importante es que si supiera quién iba a comenzar el trabajo de parto temprano, podría asegurarse de que dé a luz en el hospital correcto, con una buena unidad de cuidado del bebé, por ejemplo".

Dijo que también podría permitir que los obstetras administren a las mujeres embarazadas que se espera que den a luz medicamentos tempranos, incluidas inyecciones de esteroides para ayudar a madurar al bebé antes del nacimiento, al tiempo que señaló que se necesitan más investigaciones para confirmar los hallazgos del estudio a pequeña escala.

La coautora del estudio, Virginia Winn, MD, PhD, profesora asociada de obstetricia y ginecología, dijo: "Si entendemos qué es lo que regula el trabajo de parto, podríamos hacer un mejor trabajo para inducir el trabajo de parto".

Cada año, uno de cada cinco trabajos se induce en el Reino Unido, según el NHS.