Tiktoker encarcelada por alentar a mujeres a compartir videos a cambio de dinero apelará sentencia

“Pediremos la reapertura del procedimiento”, dice el abogado

Menna A. Farouk
martes 22 junio 2021 20:04
Kevin Monzón, el tiktoker arrestado en tres ocasiones por desafiar al gobierno de Nicaragua
Read in English

La influencer egipcia de TikTok Haneen Hossam apelará la sentencia de 10 años de prisión dictada por un tribunal de El Cairo que la declaró culpable de tráfico de personas, dijo su abogado el lunes.

En el último episodio de una saga de casi un año, el tribunal también multó el domingo a la estudiante de la Universidad de El Cairo, de 20 años, con 200.000 libras egipcias ($13.000) por animar a las mujeres a compartir imágenes en la aplicación para compartir vídeos a cambio de dinero.

“Pediremos la reapertura porque hay contradicciones entre el veredicto y los méritos en los que se basa la decisión del tribunal”, dijo el abogado Hani Sameh.

“Esperamos que pueda obtener una reducción de la pena de cárcel o una absolución”, dijo a la Fundación Thomson Reuters.

Varias mujeres han sido acusadas de “incitar al libertinaje” por desafiar los valores sociales conservadores de Egipto, y la batalla se ha trasladado a Internet a medida que aumenta el uso de las redes sociales por parte de los jóvenes egipcios.

Hossam, que tiene unos 900.000 seguidores en TikTok, fue una de las cinco influencers egipcias de las redes sociales que fueron condenadas a dos años de cárcel en julio de 2020 por promover la inmoralidad al animar a las mujeres a ganar dinero a través de los seguidores de las redes sociales.

Leer más: Carl Nassib, jugador de los Raiders, se convierte en el primer jugador activo de la NFL en declararse gay

Fue detenida tras publicar un vídeo en Instagram en el que explicaba cómo las mujeres podían ganar hasta $3.000 difundiendo vídeos a través de la plataforma de creación de vídeos Likee, lo que las autoridades interpretaron como una promoción de la venta de sexo en línea por parte de las mujeres.

Los otros cuatro miembros del grupo eran Mawaddah Al-Adham, que fue declarada culpable de compartir fotos y vídeos “indecentes” con su millón de seguidores de Instagram, y tres hombres que fueron declarados culpables de ayudar a las dos mujeres.

Un tribunal de apelación anuló la sentencia en enero, pero introdujo nuevos cargos de tráfico de personas. Los cinco acusados fueron puestos en libertad en febrero, tras pasar ocho meses en prisión.

El domingo, los cinco fueron declarados culpables de tráfico de personas y multados con $280.000 cada uno.

Hossam fue condenado a la pena de prisión más larga -10 años-, mientras que a Al-Adham y a los tres hombres sólo se les impusieron seis años.

Sameh dijo que Hossam recibió la condena más dura porque no había comparecido ante el tribunal, aunque “era su derecho legal no presentarse”.

La decisión ha indignado a los defensores de los derechos.

“La sentencia es dura y exagerada”, dijo Reda Eldanbouki, directora ejecutiva del Centro de Mujeres para la Orientación y la Concienciación Jurídica.

“Un veredicto de este tipo restringe el derecho a la libertad de opinión y de expresión y pretende controlar el cuerpo de las mujeres e imponer una tutela sobre sus actos”, ha declarado.

Eldanbouki señaló que el veredicto restringe a las mujeres con etiquetas vagas como “proteger los valores familiares”.

El Consejo Nacional de la Mujer, de carácter estatal, no estaba disponible para hacer comentarios.

Entessar el-Saeed, otra activista de los derechos de la mujer y directora de la Fundación de El Cairo para el Desarrollo y el Derecho, indicó que las autoridades estaban señalando injustamente a las mujeres -no a los hombres- en sus esfuerzos por “salvaguardar” los valores familiares.

“Podemos ver otros vídeos y publicaciones en las redes sociales de hombres que justifican la violación conyugal, pero no hay ninguna reacción contra ellos. ¿No viola eso los valores familiares?” preguntó El-Saeed.