Reseña de ‘Don’t Worry Darling’: a pesar de la belleza estética, la trama se siente vacía

La última película de Olivia Wilde no es tan cautivadora como el frenesí de los tabloides alrededor de ella

Geoffrey Macnab
domingo 25 septiembre 2022 20:01

Tráiler de ‘Don’t Worry Darling’

Directora: Olivia Wilde. Protagonistas: Florence Pugh, Harry Styles, Chris Pine, Olivia Wilde, Gemma Chan, KiKi Layne, Nick Kroll, Kate Berlant. 122 minutos

Sí preocúpate, cariño. Ha habido una gran cantidad de comentarios negativos en torno a la nueva película de Olivia Wilde previos a su estreno mundial en Venecia hoy. Su estrella Florence Pugh (que no participó en la conferencia de prensa de Venecia debido a compromisos contradictorios... al menos esa es la explicación oficial) parece estar distanciándose del proyecto en medio de rumores de una “pelea” entre ella y Wilde. Shia LaBeouf salió a cuestionar las afirmaciones de Wilde de que fue despedido de la producción y filtró un vídeo de la directora que aparentemente prueba su historia. Los columnistas de chismes han estado frenéticos por la relación de Wilde con el ídolo del pop Harry Styles, quien asumió el papel de LaBeouf. Además de todo eso, están las acusaciones de que el salario de Styles fue tres veces mayor que el de Pugh a pesar de que ella interpreta al personaje principal. Por lo tanto, se ha ido acumulando una anticipación mórbida de que Don't Worry Darling podría ser el desastre del festival de este año.

No es el caos que algunos predijeron, pero es un asunto lioso y enrevesado con una trama muy forzada. Styles ofrece una actuación sorprendentemente aburrida y de bajo perfil como Jack. Para ser justos, interpreta a un personaje muy aburrido, una especie de marido de Stepford. Jack vive con su esposa Alice (Pugh) en una comunidad reluciente y muy próspera de la década de 1950 junto al desierto, y trabaja junto a muchos otros esposos que se ven y se comportan igual a él. Todos los hombres son empleados de The Victory Project, un oscuro esquema encabezado por Frank (Chris Pine) que aspira a “cambiar el mundo”. Frank es un gurú esbelto pero siniestro con tendencias voyeuristas que exige una obediencia total. Wilde interpreta a Bunny, la glamorosa vecina y mejor amiga de Alice.

Mientras los hombres con sus trajes idénticos se van al trabajo, las mujeres se quedan en casa. Cuidan de los niños (si los tienen), pasan la aspiradora y cocinan, y toman clases de baile. Todo en su paraíso consumista se siente sintético. Hay mucho alcohol y sexo, pero incluso esto carece de esencia. En una escena, Jack le practica sexo oral a Alice al llegar a casa del trabajo; nos remonta al famoso encuentro entre Jack Nicholson y Jessica Lange en la mesa de la cocina en The Postman Always Rings Twice. Aquí, sin embargo, la temperatura apenas y sube. A Styles le falta carisma. Wilde incluye una escena en la que Jack baila en el escenario después de ganar un premio estilo “empleado del mes”, pero es mucho menos llamativo que la veterana del burlesque Dita Von Teese, quien tiene un cameo realizando un striptease extravagante. Jack es una figura unidimensional, y la estrella de One Direction no logra darle ninguna profundidad oculta. Pugh es fácilmente la personalidad más vívida y convincente de la película. Ella interpreta a Alice de una manera tan feroz que la mayoría de los otros personajes parecen robóticos en comparación.

El guion de Katie Silberman (quien coescribió la excelente ópera prima de Wilde, Booksmart) parece tomar inspiración en igual medida de Brave New World y The Bell Jar de Sylvia Plath. Posee algunos elementos espeluznantes e intrigantes, y Wilde presenta florituras visuales espectaculares, incluidas rutinas de coro al estilo de Busby Berkeley y secuencias de pesadilla en las que Alice sospecha que realmente se está volviendo loca, como sus compañeros quieren que crea.

Don't Worry Darling está bellamente filmada por el director de fotografía Matthew Libatique (mejor conocido por su trabajo en las películas de Darren Aronofsky, incluida la actual contendiente del director en Venecia, The Whale). La producción y el diseño de vestuario son impecables. No obstante, debajo de su brillo exterior pulido y muy elegante, es tan hueca como las vidas de sus protagonistas mimados pero vacíos. Es fácil entender por qué Alice está tan desesperada por salir de la comunidad, y quizás por qué ciertos miembros del reparto han sido tan cautelosos a la hora de respaldar la película en sí.

En la utopía misógina y parecida a Mad Men que Silberman y Wilde maquinaron, los roles de las mujeres son como esposas y madres. No trabajan. Y si expresan alguna insatisfacción con sus vidas, son condenadas al ostracismo, tratadas como si fueran mentalmente inestables, las llenan de pastillas y las someten a un tratamiento de choque. Todos viven en una jaula dorada, sin poder expresar opiniones independientes o incluso aventurarse demasiado lejos de sus propias puertas. La Alice de Pugh tiene una mentalidad demasiado firme como para soportar todas estas restricciones. Cuando cree haber visto un avión estrellarse en las montañas, cruza el desierto para ofrecer ayuda. Aquí es cuando comienzan sus problemas. Los amigos se vuelven contra ella. La etiquetan como una alborotadora que hace demasiadas preguntas. Pero lo que comienza como un thriller psicológico distópico se convierte de forma breve (y absurda) en una película de persecución al estilo Fast and Furious en sus últimas escenas. Además, la trama tiene un extraño mecanismo de encuadre que puede dejar a los espectadores confundidos.

‘Don't Worry Darling’ se estrenará en los cines británicos el 23 de septiembre

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in