Harry y Meghan “furiosos” por ser fotografiados en un centro médico después de un aborto espontáneo

Las imágenes de los Sussex saliendo de la cita médica arruinaron “lo que debería haber sido un momento profundamente personal”, según los autores de una nueva biografía

Kate Ng
viernes 27 agosto 2021 19:39
Meghan Markle apodo

El príncipe Harry y Meghan Markle se pusieron “furiosos” después de que se les fotografiara al salir de una cita médica tras el aborto de Meghan, según afirma una nueva biografía de la pareja.

Finding Freedom, escrita por los periodistas de la realeza Omid Scobie y Carolyn Durand, no ha sido autorizada por los duques de Sussex, pero cita fuentes reales y examina informes de acontecimientos trascendentales que han tenido lugar en el curso de la relación de la pareja.

En él se recoge todo lo que les ha sucedido a los Sussex desde que se conocieron, los preparativos para que la pareja dejara de ser miembros de la realeza, pasando por su entrevista estrella con Oprah Winfrey, hasta sus diversas batallas legales por las imágenes de los paparazzi.

Algunas de las imágenes impugnadas fueron tomadas en julio del año pasado, y muestran a Harry y Meghan saliendo de un centro médico en Beverly Hills. Las imágenes, obtenidas y publicadas por el Daily Mail, acompañaban a un reportaje en el que se criticaba a la pareja por subirse a un Cadillac SUV “que consume mucha gasolina”.

El reportaje se centraba en el uso del Cadillac Escalade por parte de la pareja, citando reseñas en Internet que describían el vehículo como “lo más alejado del medio ambiente que se puede conseguir”.

Los Sussex también se han enfrentado a las críticas por el uso de aviones privados para viajar. Harry ha defendido el uso de aviones privados por parte de su familia por razones de seguridad y dice que compra créditos de carbono para compensar las emisiones producidas por esos viajes.

Harry y Meghan se han manifestado abiertamente sobre el impacto negativo del cambio climático en el planeta y han lanzado una iniciativa de viajes ecológicos para fomentar un futuro sostenible para la industria del turismo.

Según los autores de Finding Freedom, la pareja se puso “furiosa” cuando descubrió que el fotógrafo había sido avisado de su presencia en el centro médico.

Leer más: Meghan Markle publica video de su 40 cumpleaños protagonizado por Melissa McCarthy

La duquesa reveló en noviembre que había sufrido un aborto espontáneo en julio, escribiendo en el New York Times que sentía “una pena casi insoportable” y que veía cómo a Harry “se le rompía el corazón mientras intentaba sostener los pedazos destrozados del mío”.

Meghan, de 39 años, describió su experiencia de sentir un “calambre agudo” mientras cambiaba el pañal de su hijo Archie, y añadió: “Horas más tarde, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi marido. Sentí el calor de su palma y besé sus nudillos, mojados por las lágrimas de ambos.

“Contemplando las frías paredes blancas, mis ojos se nublaron. Intenté imaginar cómo nos curaríamos”.

No está claro si las imágenes de Harry y Meghan saliendo del centro médico fueron tomadas inmediatamente después de que se produjera el aborto espontáneo, o durante una cita de seguimiento. Pero los autores de Finding Freedom escribieron: “Lo que debería haber sido un momento profundamente personal se convirtió rápidamente en la historia principal del Daily Mail Online, con una docena de fotos de la pareja enmascarada entrando en un Cadillac SUV.”

El equipo legal de Harry y Meghan ha dicho que Scobie y Durand no hablan en nombre de la pareja, y que ésta “no colaboró con los autores en el libro, ni fue entrevistada para él”.