Jennifer Lawrence recuerda experiencia cercana a la muerte cuando su avión privado casi se estrella

"Me debilitó mucho", dice la actriz sobre el incidente

Jacob Stolworthy
lunes 22 noviembre 2021 18:21
Don't Look Up
Read in English

Jennifer Lawrence recordó que se preparó para morir en un avión privado que estuvo a punto de estrellarse.

El incidente ocurrió en el verano de 2017 cuando la actriz ganadora del Oscar estaba a bordo de un avión que volaba de Louisville, Kentucky, a Nueva York.

Durante el vuelo, los dos motores del avión fallaron, y dejaron a Lawrence y a sus compañeros de viaje convencidos de que estaban a punto de morir.

“Mi esqueleto era lo único que quedaba en el asiento”, dijo a Vanity Fair. “Todos íbamos a morir. Empecé a dejar pequeños mensajes de voz mentales a mi familia, ya sabes, ‘He tenido una gran vida, lo siento.’”

Al explicar por qué se habría disculpado con su familia, Lawrence declaró: “Me sentía culpable. Todo el mundo iba a estar tan desanimado. Y, oh, Dios, Pippi [el perro de Lawrence] estaba en mi regazo. Eso fue lo peor. Aquí está esta cosita que no pidió formar parte de nada de esto”.

Lawrence manifiesta que “empezó a rezar”, declarando: “No al Dios específico con el que crecí, porque era aterrador y un tipo muy crítico. Pero pensé: ‘Dios mío, ¿quizás sobrevivamos a esto? Seré una víctima de las quemaduras, esto será doloroso, pero tal vez vivamos’”.

El avión aterrizó bruscamente, aunque a salvo, en Búfalo, y dejó a los aliviados pasajeros entre lágrimas, quienes se abrazaron unos a otros.

Jennifer Lawrence dice que “empezó a rezar” cuando estaba convencida de que moriría en un accidente de avión

Lawrence, que dice que tuvo que subir inmediatamente a otro avión, reflexionó sobre el resultado de la experiencia, diciendo: “Me hizo mucho más débil. Volar es horrible y tengo que hacerlo siempre”.

La nueva película de Lawrence, el largometraje de Netflix Don’t Look Up, se estrenará el 10 de diciembre.