Los comentarios condescendientes de Damon Albarn dicen más de él que de Taylor Swift

La extraña afirmación del vocalista de Blur y Gorillaz de que Swift no escribe sus propias canciones dice más sobre él que sobre ella, escribe Kevin EG Perry

martes 25 enero 2022 18:07
<p>Damon Albarn ya ofreció disculpas por sus comentarios </p>

Damon Albarn ya ofreció disculpas por sus comentarios

Read in English

Dada la moda actual de la nostalgia por los noventa, tal vez era inevitable que 2022 nos trajera una noticia sobre una estrella del Britpop involucrada en una pelea musical innecesaria. Damon Albarn, vocalista de Blur y Gorillaz, dio un paso al frente y provocó que el Internet entrara en frenesí al acusar sin fundamento a la célebre compositora Taylor Swift de no escribir sus propias canciones. Sé que ha pasado algo de tiempo, pero ¿no se supone que Albarn debe darse cuenta cuando suena como un hombre sin encanto?

Swift, comprensiblemente, recurrió de inmediato a Twitter para señalar que ella escribe sus propias canciones. “Tu polémica opinión es completamente falsa y MUY dañina”, escribió. “No te tienen que gustar mis canciones, pero es realmente jod**o intentar desacreditar mi escritura”. En respuesta, Albarn ofreció una disculpa poco entusiasta en la que se quejó de que sus comentarios fueron “reducidos a clickbait”. Esa hubiera sido una excusa más fácil de digerir si el LA Times no hubiera publicado la conversación en su totalidad.

Un resumen, en caso de que hayas tenido mejores cosas que hacer hoy: Albarn estaba en Los Ángeles para promocionar su próximo concierto de piano en el Walt Disney Concert Hall de la ciudad cuando afirmó que “no mucha música moderna” podría soportar ser reducida a lo más esencial para tocarse en el piano. Cuando el entrevistador del LA Times, Mikael Wood, rechazó gentilmente esta afirmación, Albarn lo desafió a nombrar un ejemplo de un compositor de canciones contemporáneo que no dependa del “sonido y la actitud” para expresar un punto de vista. “Puede que no sea de tu agrado”, dijo Wood, “pero Taylor Swift es una excelente compositora”.

Albarn respondió de manera simple e inexacta: “Ella no escribe sus propias canciones”, una afirmación extraña dado lo conocida que es Swift como compositora tanto para ella como para otros artistas. Cuando Wood señaló esto, Albarn se apoyó en el hecho de que Swift a veces coescribe canciones como razón suficiente para descartar su trabajo por completo. “No odio a nadie”, agregó, “solo digo que hay una gran diferencia entre un compositor y un compositor que coescribe”. Para reforzar este argumento vacilante, Albarn se sacó otro nombre de la manga para compararla con Swift: “Una compositora realmente interesante es Billie Eilish, y su hermano. Me atrae más eso que Taylor Swift. Es simplemente más oscuro, menos infinitamente alegre. Con más escalas en modo menor y auténtico. Creo que es excepcional”.

Ahora, con el riesgo de decir lo obvio, “Billie Eilish y su hermano” no es un compositor. De hecho, son un ejemplo perfecto de compositores que coescriben todo su material, el mismo supuesto crimen por el que Albarn estaba tan dispuesto a descartar a Swift. Esta disonancia cognitiva ayuda a explicar dónde Albarn realmente traza su límite arbitrario: Swift hace música pop “infinitamente alegre”, por lo tanto, debe ser el producto de un control nefasto de la industria. Eilish hace música indie genial, por lo tanto, es una artista legítima digna de elogio. Esto es tribalismo indie pasado de moda, un elemento de la cultura de los noventa que realmente no necesitaba ser traído de vuelta.

Hablando de cosas que están de vuelta, incluso esta última pelea se siente misteriosamente como una nueva versión de un intercambio de calumnias del año pasado, en el que participaron quien alguna vez fue la némesis de Albarn, Noel Gallagher, y Jade Thirlwall de Little Mix. Después de que Little Mix ganara el premio al Mejor Grupo Británico en los Brit Awards, Gallagher se quejó con The Sun de que: “Little Mix, con el mayor respeto, no está en la misma liga que Oasis. Ni siquiera en el mismo maldito deporte”. Thirwall replicó diciendo: “Noel lo hizo [rechazarnos]. Algo sobre que no merecíamos el Brit Award porque somos mujeres y no, bueno, escribimos música, pero él piensa que no escribimos música”. Y para demostrar que puede escribir tanto insultos como melodías, Thirwall agregó: “Es una pena, porque sabes, definitivamente somos el grupo de chicas más exitoso del país, ¡pero él ni siquiera es el artista más exitoso de su familia!”.

En cuanto a la mala leche entre Albarn y Swift, parece una solución obvia si buscan darle una solución: el punto inicial de Albarn era que los compositores contemporáneos no podrían reducir su música a lo más esencial para una interpretación de piano. Tengo tres palabras para él: duelo de pianos. Él toca sus canciones, ella toca las suyas y el público elige a su favorito. Apostaría mi dinero a una victoria de Swift.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in