Miguel Bosé confiesa previa adicción a las drogas y se declara “negacionista” ante el Covid en nueva entrevista

El intérprete español habló sin tapujos sobre su apreciación de la pandemia, sus problemas con las drogas, la relación con su padre y la muerte de su madre

Domingo Vázquez Henry
martes 13 abril 2021 13:57
<p>Uno de los momentos más emocionales de la charla entre Bosé y Évole fue cuando el cantante recordó una anécdota donde su padre lo obligó a ir de cacería.</p>

Uno de los momentos más emocionales de la charla entre Bosé y Évole fue cuando el cantante recordó una anécdota donde su padre lo obligó a ir de cacería.

Luego de meses de ausencia y polémicas declaraciones sobre el COVID-19, Miguel Bosé concedió una entrevista a Jordi Évole en donde habló sin tapujos acerca de su postura negacionista sobre la pandemia por coronavirus.

"Soy negacionista, que es una postura que llevo con la cabeza bien alta", se escucha decir a Bosé en un adelanto de la segunda parte de la entrevista con Évole.

El famoso cantante español, intérprete de éxitos como “Morena mía” y “Amante bandido”, expresó su postura mediante sus redes sociales en 2020 y pese a que su madre, Lucia Bosè, fallecida el año pasado se contagió de COVID-19, Bosé aún sostiene que la pandemia es una “farsa”.

"La verdad no se sabe, no se ha querido saber, porque hay un plan urdido para que no se sepa", aseveró el famoso cantante español sobre la pandemia. "Van a caer todos, uno detrás de otro... políticos, médicos, farmacéuticos. Estoy muy bien informado. El que no está bien informado es tu cuñado, que no sabe con quién trabaja, que es con Bill Gates".

Acerca de la muerte de su madre, el español fue tajante y aseguró que la actriz italiana no murió a causa del virus que tiene en jaque al mundo.

“Mi madre no tenía coronavirus; mi madre no se murió de COVID y eso tiene que parar ya”, enfatizó Miguel Bosé al tiempo que reconoció que a su madre “se la sedó hasta la muerte como se solía hacer con el resto de los ancianos”.

El intérprete español consideró que, si su madre siguiera viva, “estaría plantándole cara a esta farsa”, haciendo referencia a la pandemia por coronavirus.

“[Mi madre] está mejor que todos nosotros en un lugar fantástico quitándose toda esta mierda que nos está lloviendo encima con toda esta sarta de cretinos, asesinos, criminales”, abundó el cantante de 65 años.

“A Franco se le caía la baba con mi padre”

Además de sincerarse sobre la muerte de su madre y su apreciación de la pandemia por COVID-19, el cantante nacido en Panamá habló de su relación con su padre, el torero Luis Miguel Dominguín, a quien, de acuerdo con el propio Miguel Bosé, tenía en muy buena estima el dictador español Francisco Franco.

“A Franco se le caía la baba con mi padre. Hay fotografías en la cual tu ves a Franco viendo a mi padre con cara de admiración”, relató Bosé al tiempo que revelaba el apodo del dictador español hacia su padre: “Mi niño”.

Leer más: Príncipe Felipe: Los 90 comentarios más atroces del duque de Edimburgo

Además de la estrecha relación que sostenía su padre con Francisco Franco, Bosé dio a conocer los amoríos que sostuvo el torero con grandes celebridades de Hollywood.

“Mi padre de alguna manera consiguió poner a España en el mapa porque fue un hombre internacional, un torero que cuando acababa las temporadas se iba a Hollywood, se ligaba a Lauren Bacall, Liz Taylor, a Miroslava, a quien cayese y muchas venían a España muertas de amor”, recordó el intérprete.

Uno de los momentos más emocionales de la charla entre Bosé y Évole fue cuando el cantante recordó una anécdota donde su padre lo obligó a ir de cacería y tras disparar y matar a una cierva, el intérprete se dio cuenta de que estaba embarazada.

“Me fui a por él para darle puñetazos y llamarle hijo de puta”, recordó Bosé. “Esa noche vino a mi cuarto, se acercó, entreabrió la puerta, intuí que quería pedirme perdón, pero él no era alguien que desde su estatus estaba acostumbrado a pedir perdón, y sólo me acuerdo que le dije: ‘No voy a volver a cazar nunca más en mi vida’”.

“Casi dos gramos diarios…”

Otro de los puntos cumbre que se tocó durante la entrevista fue el problema de drogas que padeció Miguel Bosé a lo largo de 20 años y que se originó debido a un desamor que sufrió en 1989.

“Pasé casi 20 años [consumiendo drogas]. Casi dos años diarios más el fumar maría, éxtasis”, confesó Bosé quien señaló que dejó su terrible adicción “todo el mismo día, al mismo tiempo subiendo las escaleras en un escenario”.

“Las fuerzas solo vienen de dentro. Pasan por un proceso que es complicado, que tarda. Tiene mucho que ver la responsabilidad o responsabilidades que estés ejerciendo en la vida. Ya habían nacido mis hijos. Corté y jamás en la vida he tenido necesidad”, explicó al tiempo que decía “Está aquí, todo, en la mente”.