Meghan Markle pierde en su intento de evitar que biografía Finding Freedom se use como prueba en batalla legal

La duquesa está en una batalla legal con Associated Newspapers por la publicación de una carta privada a su padre

Sophie Gallagher@scfgallagher
martes 29 septiembre 2020 18:25
Meghan Markle en su visita al colegio Robert Clack Upper School.
Meghan Markle en su visita al colegio Robert Clack Upper School.
Read in English

Meghan Markle ha perdido su intento de evitar que Mail on Sunday use la biografía Finding Freedom en una batalla legal.

The Mail on Sunday ahora puede usar la biografía reciente del duque y la duquesa de Sussex en su defensa por el reclamo a la privacidad de Meghan ante el Tribunal Superior sobre la publicación de una carta a su padre.

La duquesa de Sussex, de 39 años, está demandando al editor del periódico, Associated Newspapers (ANL), por invasión a su privacidad al publicar la correspondencia privada con su padre, Thomas Markle.

En la última etapa del proceso, ANL solicitó permiso para extender su defensa sobre la base de que Meghan había "perdido su derecho a la privacidad en el contenido de la carta" porque "ella y su esposo cooperaron con los autores" de Finding Freedom para poder sacar "su versión de los hechos".

Un portavoz de la pareja le dijo a The Independent en numerosas ocasiones que no estaban involucrados y que Finding Freedom se basó en las propias experiencias de los coautores Omid Scobie y Carolyn Durand en la casa real.

El 21 de septiembre, el equipo de defensa de Meghan declaró que la pareja no se reunió con los autores "para los propósitos del libro" y que el representante de relaciones públicas de Meghan no recibió el libro de antemano para sugerir cambios propuestos al texto.

El martes, los abogados de Meghan dijeron que las acusaciones de que el duque y la duquesa "colaboraron" con los autores eran una "teoría de la conspiración" y argumentaron que las referencias a la carta en el libro eran simplemente "extractos de la carta extraídos de los propios artículos del acusado".

Pero, al dictaminar sobre la solicitud de ANL, la jueza Francesca Kaye permitió que el editor modificara su defensa y dijo que hacerlo no planteaba "nuevas defensas", sino que simplemente agregaba "más detalles" del caso de ANL.

ANL niega totalmente las acusaciones, particularmente que la carta fue editada de alguna manera que cambió su significado.

En una audiencia preliminar en agosto, el juez Warby permitió que las identidades de cinco de los amigos de Meghan, que hablaron de forma anónima con la revista People en Estados Unidos, permanecieran protegidas. Añadió que "por el momento, al menos", ese debería ser el caso.

Tras el fallo de agosto, un portavoz de Meghan dijo que se preocupaba por los intereses de sus amigos.