En sus publicaciones de Twitter, Carpenter recordó que vivió “ciertos eventos que me traumatizan hasta el día de hoy”.

Charisma Carpenter revela abusos de Joss Whedon en el set de “Buffy the Vampire Slayer”

Carpenter trabajó con Whedon en el set de la exitosa serie Buffy the Vampire Slayer y su spin-off Angel

Annabel Nugent@annabelnugent
jueves 11 febrero 2021 00:30
Read in English

La estrella de Buffy the Vampire Slayer, Charisma Carpenter, ha acusado a Joss Whedon de "acoso" y de crear "entornos de trabajo hostiles y tóxicos".

Carpenter, quien interpretó a Cordelia Chase en Buffy y su serie derivada Angel, habló en Twitter en una serie de publicaciones, tituladas: “Mi verdad. #IStandWithRayFisher".

Sus comentarios se producen meses después de que Ray Fisher, quien trabajó con Whedon en Justice League, acusó al director de comportamiento "grosero y abusivo" en el set.

En sus publicaciones de Twitter, Carpenter recordó que vivió “ciertos eventos que me traumatizan hasta el día de hoy”.

"Joss Whedon abusó de su poder en numerosas ocasiones mientras trabajamos juntos en los sets de Buffy the Vampire Slayer y Angel", escribió. “Si bien encontró su mala conducta divertida, solo sirvió para intensificar mi ansiedad a la hora de actuar, quitarme poder y alejarme de mis compañeros.

“Los incidentes inquietantes desencadenaron una condición física crónica que aún sufro. Es con un corazón apesadumbrado y palpitante que tuve que lidiar con ello en soledad y, a veces, de forma destructiva.

Carpenter continuó alegando que "Joss tiene un historial de ser casualmente cruel". Afirmó que él “ha creado entornos de trabajo hostiles y tóxicos desde el comienzo de su carrera”, y agregó que lo sabe “porque lo experimenté de primera mano. Repetidamente".

La actriz de 50 años acusó a Whedon de hacer “amenazas continuas, pasivo-agresivas de despedirme” y señaló que el director de Avengers la llamó “cruelmente gorda ante mis compañeros cuando estaba embarazada de 4 meses, pesando 57 kilos”.

Carpenter alegó que cuando Whedon se enteró de que estaba embarazada, le preguntó si “'se lo quedaría'”.

"Procedió a atacar mi carácter, se burló de mis creencias religiosas, me acusó de sabotear la serie y me despidió bruscamente la temporada siguiente una vez que di a luz”, señaló.

La cuarta temporada de Angel, que se emitió en 2003, vio a su personaje Cordelia descartado después de que terminó en coma. Carpenter no regresó al espectáculo.

Añadió que Whedon era "malo y mordaz", afirmando que "a menudo tenía favoritos" de una manera manipuladora.

La actriz de The Expendables escribió que Whedon “me hizo ir a una reunión para interrogarme y regañarme por un tatuaje que me hice para sentirme mejor espiritualmente”.

“Estando embarazada de seis meses, se me pidió ir a trabajar a la 1 de la mañana después de que mi médico recomendara acortar mi horario laboral”, dijo Carpenter, quien agregó que ella comenzó a experimentar contracciones como resultado del estrés.

Carpenter habló sobre por qué no había hablado de la situación hasta ahora, afirmando que se sentía “impotente y sola” y consciente de que “tenía un bebé en camino y yo era el principal sostén de mi familia en crecimiento”.

"Desafortunadamente, todo esto sucedió durante uno de los momentos más maravillosos de la nueva maternidad", escribió. “Todas esas promesa y alegrías fueron pura basura. Y Joss era el vampiro”.

Carpenter también reveló que había participado en la reciente investigación de Justice League de Warner Media sobre las acusaciones de Fisher contra Whedon en el set de la superproducción de 2017.

“El despido [de Fisher] como Cyborg en The Flash fue la gota que colmó el vaso para mí”, dijo la actriz.

El mes pasado se anunció que Fisher había sido retirado de su papel de Victor Stone en la serie de superhéroes.

The Independent se ha puesto en contacto con el representante de Whedon para solicitar comentarios.