“Ha sido un año difícil”: Jennifer Gates reflexiona sobre el divorcio de sus padres en una entrevista en Vogue

La hija del multimillonario de la tecnología también describió cómo se celebró una lujosa boda durante el covid

Josh Marcus
martes 19 octubre 2021 14:12
Bill Gates dice que el tiempo que pasó con Jeffrey Epstein fue un 'gran error'
Read in English

La boda de Jennifer Gates, hija de los multimillonarios y filántropos de Microsoft, Bill y Melinda French Gates, habría sido seguida de cerca aunque sus padres no fueran dos de las personas más famosas y ricas del planeta.

Se rumorea que la boda, con el atleta ecuestre egipcio Nayel Nassar, costó al menos 2 millones de dólares e incluyó la construcción de enormes estructuras tipo invernadero en la finca de 16 millones de dólares situada en el condado de Westchester (Nueva York). Estaba previsto que Coldplay actuara, según The Cut.

Pero, por supuesto, Jennifer Gates es una Gates, lo que significa que el interés era alto por una variedad de razones cuando la pareja se casó el sábado. Los Gates mayores, que se divorciaron esta primavera, fueron vistos por primera vez juntos en público el día antes de la boda, y al parecer acompañaron a Jennifer Gates, que es una notable amazona y estudiante de medicina, hasta el altar.

“Ha sido un año difícil, tanto a nivel colectivo, con la pandemia, como para nuestras familias, que han pasado por transiciones”, afirmó Jennifer a Vogue en un artículo sobre la boda. “Pero nuestro amor mutuo ha sido una constante. Poder celebrar nuestra boda con nuestros amigos y familiares más cercanos fue un sueño hecho realidad.”

La boda, que contó con unos 300 invitados, requirió que todos los asistentes estuvieran completamente vacunados y se sometieran a la prueba del coronavirus.

“Nos sentimos increíblemente afortunados de poder reunirnos con nuestros seres queridos de forma segura”, añadió en la entrevista de Vogue. “Sabemos que otros no son tan afortunados, sobre todo porque la pandemia sigue devastando comunidades en Estados Unidos y en todo el mundo”.

Un juez finalizó el divorcio de Bill y Melinda French Gates en agosto de 2021 tras 27 años de matrimonio, poniendo en duda el futuro de la fortuna de más de 150 mil millones de dólares de la expareja, y de la fundación benéfica de 50 mil millones de dólares.

Según los documentos judiciales, la pareja no se pagará la manutención del cónyuge según los términos de un contrato de separación no público. Seguirán dirigiendo conjuntamente la Fundación Bill y Melinda Gates durante un periodo de prueba.

Leer más: Las papas para McDonald’s se cultivan en tierras de Bill Gates que pueden verse desde el espacio

En los meses anteriores y posteriores a que se hiciera público el divorcio, Bill Gates, que hizo su fortuna como fundador de Microsoft, comenzó a enfrentarse al escrutinio sobre su vida personal y sus relaciones sentimentales, incluida su asociación con el financiero caído en desgracia y delincuente sexual convicto, Jeffrey Epstein. (Gates ha dicho que sus vínculos eran puramente filantrópicos y que lamenta la asociación).

En 2020, el consejo de administración de Microsoft decidió que Gates debía abandonar el consejo, en medio de su investigación sobre una supuesta relación romántica que mantuvo con una empleada y que se consideró inapropiada. Gates, que dimitió antes de que finalizara la investigación, ha dicho que ya estaba planeando dejar el consejo de administración de la empresa.

“Hubo un romance hace casi 20 años que terminó de forma amistosa”, comentó un portavoz de Gates a The Wall Street Journal, que informó de la investigación. La decisión del multimillonario de marcharse, añadieron, “no estaba relacionada de ninguna manera con este asunto”. De hecho, había expresado su interés en dedicar más tiempo a su filantropía desde hace varios años.”