Revista australiana afirma que Harry y Meghan se “separaron” tras anunciar segundo embarazo

Una historia en la revista New Idea afirmó que la pareja real se estaba separando

Joe Middleton
lunes 15 febrero 2021 21:58

La portada de New Idea que llegó a los estantes el lunes estaba adornada con una foto de Harry y Meghan el día de su boda con la leyenda: “Se acabó”

Read in English

Una revista australiana afirmó en una historia de primera plana que el príncipe Harry y Meghan Markle iban a separarse pocas horas después de que la pareja real anunciara que estaban embarazadas de su segundo hijo.

La portada de New Idea que llegó a los estantes el lunes estaba adornada con una foto de Harry y Meghan el día de su boda con la leyenda: "Se acabó".

La primicia, que también afirmó tener una "declaración oficial de palacio" para corroborar su historia, se produjo cuando el duque y la duquesa de Sussex anunciaron que estaban esperando un segundo hijo.

El domingo, la pareja sacó una foto en blanco y negro de ellos mismos, sentados bajo un árbol en Los Ángeles, con Harry mirando a su esposa y apoyando su mano sobre la cabeza de Meghan mientras ella se acuesta en su regazo acunando su panza.

Un portavoz de Meghan y Harry dijo: “Podemos confirmar que Archie será un hermano mayor.

"El duque y la duquesa de Sussex están encantados de estar esperando su segundo hijo".

Se dijo que la reina y el resto de la familia real estaban "encantados" con la noticia.

Un portavoz del Palacio de Buckingham dijo: "Su Majestad, el Duque de Edimburgo, el Príncipe de Gales y toda la familia están encantados y les desean lo mejor".

Se entiende que la pareja le dijo a la familia real antes de hacer pública la noticia.

La fecha de parto de Meghan no ha sido revelada, pero su bulto apareció prominente en la fotografía.

Meghan reveló que sufrió un aborto espontáneo en noviembre del año pasado en un artículo profundamente personal para el New York Times, que escribió: “Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo”.

La pareja renunció a sus roles como miembros de la realeza en marzo de 2020 en busca de libertad personal y financiera, y ahora vive en una casa de más de 15 millones de dólares en Montecito en California.

Se ha contactado a New Idea para hacer comentarios.