FreeBritney: ¿Qué es la campaña y qué significa la tutela de la estrella del pop?

Bajo tutela legal, la estrella no ha tenido control total sobre su vida personal o carrera desde 2008

Annabel Nugent
jueves 24 junio 2021 21:47

Spears, de 38 años, permanece bajo una tutela legal que hace que la cantante no pueda tomar decisiones sobre su vida personal y su carrera

Los fanáticos de Britney Spears están usando el hashtag #FreeBritney para exigir que la cantante tenga el control sobre su carrera y sus asuntos personales.

Spears, de 38 años, permanece bajo una tutela legal que hace que la cantante no pueda tomar decisiones sobre su vida personal y su carrera. La tutela se concede cuando se considera que una persona no puede tomar sus propias decisiones, normalmente debido a una discapacidad mental.

Después de un presunto "colapso" en 2007, Spears ha estado bajo la tutela de su padre, Jamie Spears, desde 2008.

Durante los últimos 12 años, el padre de Spears, junto con un abogado llamado Andrew Wallet, han controlado los activos del cantante. El acuerdo también incluye poder restringir las visitas de Spears, comunicarse con los médicos sobre su tratamiento y administrar su fortuna de $60 millones de dólares.

Según los informes, su padre también negocia todos los acuerdos comerciales de la cantante. Sin embargo, el abogado designado por la corte de la estrella, Stanton Stein, insistió en que Spears "siempre está involucrada en todas las decisiones profesionales y comerciales, punto".

En marzo de 2019, Wallet renunció a su cargo de co-conservador. Al apelar por el levantamiento de la tutela de Spears, Wallet dijo: "un perjuicio sustancial, un daño irreparable y un peligro inmediato resultarán para la persona protegida y su patrimonio si la reparación solicitada en este documento no se otorga ex parte".

Después de eso, el padre de Spears, quien el año pasado admitió que su relación con su hija "siempre ha sido tensa", presentó una solicitud en septiembre para renunciar temporalmente a su función de tutor, citando su salud personal.

Un juez nombró a la "administradora de cuidados" Jodi Montgomery como su reemplazo. Montgomery permanecerá como conservadora del cantante hasta el 22 de agosto del 2020.

A principios de julio, la madre de la cantante, Lynne Spears, presentó una solicitud formal para una mayor participación en las decisiones financieras de su hija.

Los fanáticos de la estrella están haciendo campaña para que se levante la tutela legal, o que al menos se le dé a la cantante la autonomía para contratar a su propio abogado.

Según un informe del New York Times, el hashtag #FreeBritney se remonta a un sitio de fans de 2009 que no estaba de acuerdo con el acuerdo legal. La campaña volvió a cobrar impulso cuando Spears se registró en un centro de atención de salud mental en 2019.

Spears tiene programada una audiencia judicial sobre su tutela. Una petición en línea en apoyo de #FreeBritney ha acumulado hasta ahora más de 125.000 firmas, y el hashtag #FreeBritney es tendencia en las plataformas de redes sociales.

La propia cantante no ha comentado sobre la campaña, pero ha estado activa en las redes sociales y les dijo a sus fans que está bien.

Sin embargo, en 2008, Rolling Stone capturó una grabación en la que se puede escuchar a Spears de fondo diciendo: “Básicamente, sólo quiero recuperar mi vida… quiero poder conducir mi coche. Quiero poder vivir sola en mi casa. Quiero poder decir quién será mi guardia de seguridad".

En 2007, Spears se divorció de Kevin Federline, quien ganó la custodia de sus dos hijos. En el caso altamente publicitado, Federline afirmó que Spears se había estado comportando de manera errática y abusando de sustancias. Las fotografías de Spears afeitándose la cabeza y rompiendo la ventana de un paparazzi circularon ampliamente.

En enero de 2008, Spears fue internada involuntariamente en un hospital psiquiátrico por segunda vez. Wallet y el padre de Spears recibieron la tutela temporal el mes siguiente, que luego se convirtió en permanente.