Corea del Norte describe el K-pop como una “explotación similar a la esclavitud”

Corea del Norte ataca a la industria del K-pop de Seúl afirmando que los jóvenes cantantes están viviendo una vida miserable

Maroosha Muzaffar
jueves 18 marzo 2021 20:21
Imagine Dragons saca dos canciones nuevas
Read in English

Durante el último fin de semana, un sitio web de propaganda de Corea del Norte afirmó que los “idols” del K-pop en Corea del Sur son explotados, tratados como esclavos por grandes empresas y viviendo una vida miserable.

Los expertos creen que este podría ser un intento de luchar contra la influencia de la cultura pop surcoreana en el país.

Arirang-Meari, el sitio web de Corea del Norte, actualizó el 13 de marzo su sección de noticias con un informe que decía: "Cantantes juveniles surcoreanos propiedad de grandes empresas, obligados a vivir miserablemente".

El informe se refería específicamente a las bandas globales de K-pop enormemente populares BTS y BLACKPINK, donde afirmaba que los miembros de las bandas estaban "privados de su cuerpo, corazón y alma".

También se detalló que los cantantes juveniles surcoreanos están "atados a contratos injustos y detenidos en instalaciones de formación".

El informe dice que las grandes empresas “separan estrictamente a los cantantes del mundo exterior y los someten a un duro entrenamiento y sólo les permiten dormir dos o tres horas al día”.

Arirang-Meari fue lanzado en marzo de 2016 por una organización norcoreana llamada Arirang Association, según dio a conocer el Korea Times.

El informe de Arirang enfrentó una reacción masiva de los fanáticos surcoreanos del K-pop.

Los informes noticiosos citaron a un usuario diciendo: “Kim Jong-un debe ser un ávido fanático del K-pop. Tal vez no quiere revelar eso, así que quiere que su gente se distancie del K-pop mientras él puede disfrutarlo en secreto".

Los expertos creen que Kim Jong-un está interesado en introducir regulaciones más estrictas contra el consumo de cualquier medio extranjero, incluida la música, las películas y la televisión en el país.

En diciembre, Corea del Norte aprobó una nueva legislación que obligaba a las personas a prevenir la "propagación de la ideología antisocialista" y luego, en febrero, el régimen exigió una lucha más intensa que nunca contra las prácticas antisocialistas y no socialistas", según informes de noticias.