Bridgerton se convierte en la serie original más vista de Netflix

82 millones de cuentas de miembros han visto el drama de época producido por Shonda Rhimes

Rachel Brodsky
miércoles 27 enero 2021 22:22
Bridgerton trailer
Read in English

Netflix ha compartido que su drama de época Bridgerton es oficialmente su serie original más vista.

El servicio de transmisión originalmente proyectó que 63 millones de cuentas sintonizarían el programa producido por Shonda Rhimes durante sus primeros 28 días, sin embargo, el éxito fue mayor. En realidad, y de acuerdo con Netflix, 82 millones de cuentas de usuario han visto el programa en ese lapso de tiempo (la compañía cuenta una "visualización" como alguien que mira al menos dos minutos de una serie o película).

Bridgerton ahora ha superado el último programa récord de Netflix: The Witcher, que acumuló 76 millones de visitas en sus primeros 28 días después del lanzamiento.

Según The Hollywood Reporter, las proyecciones iniciales estaban equivocadas porque la inmensa popularidad de la serie había superado incluso las expectativas de Netflix.

El máximo histórico para cualquier original de Netflix, según sus informes, es para la película de acción Extraction, que obtuvo 99 millones de visitas a las cuentas de los miembros en los primeros 28 días de su lanzamiento.

Durante una visita al programa de entrevistas de Tamron Hall el lunes (25 de enero), la autora de Bridgerton, Julia Quinn, reveló que Shonda Rhimes se interesó en adaptar sus libros a la televisión después de "tropezar" con ellos durante las vacaciones.

“Según tengo entendido, Shonda se quedó sin libros para leer durante las vacaciones y de alguna manera se topó con uno de los míos”, dijo Quinn. "Es una locura pensar que mi vida ha cambiado para siempre porque Shonda no trajo suficiente material de lectura durante las vacaciones, pero eso es lo que pasó, sinceramente".

En una entrevista de diciembre con la revista Oprah, Quinn reveló que ni siquiera estaba pensando en optar por los libros para la televisión cuando se enteró de que Rhimes estaba interesada.

“Fue realmente de la nada”, dijo. “Hablé con la gente más tarde y me preguntaron, '¿Cómo vendiste tus libros a Hollywood?' Yo dije: 'No lo hice'. Simplemente vinieron a mí. Nadie en Hollywood estaba adaptando libros como este, así que ni se me ocurrió intentar venderlos".