Brian Cox critica a Johnny Depp, Tarantino y Steven Seagal en nueva autobiografía

El actor veterano lanza sus memorias, Putting the Rabbit in the Hat

Sam Moore
jueves 28 octubre 2021 20:57
Brian Cox: 'I think Churchill would be horrified at what’s going on today'
Read in English

Brian Cox ha puesto en la mira a varias estrellas de Hollywood en su autobiografía, Putting the Rabbit in the Hat .

El veterano actor protagoniza actualmente el éxito de HBO Succession, donde interpreta al mordaz magnate Logan Roy.

Cox guardó algunas de sus palabras más incisivas para Johnny Depp. Habiendo rechazado en su momento un papel en Piratas del Caribe, Cox escribió sobre el controvertido actor: “Aunque estoy seguro de que es agradable, es tan exagerado, está tan sobrevalorado. O sea, El joven manos de tijera. Seamos realistas, si sales con las manos así y un maquillaje pálido y con cicatrices, no tienes que hacer nada más. Y así fue. Posteriormente, ha hecho aún menos”.

Cox también expresó poco interés en el trabajo de Quentin Tarantino: “Su trabajo me parece rimbombante. Todo es apariencia. Mecanismos de trama en lugar de profundidad. Estilo donde debería haber sustancia. Me largué de Pulp Fiction. Dicho esto, si sonara el teléfono [para trabajar con Tarantino], lo haría”.

El actor de Manhunter también criticó a su coprotagonista en The Glimmer Man, Steven Seagal: “Steven Seagal es tan ridículo en la vida real como se ve en la pantalla. Irradia una estudiada serenidad, como si estuviera en un plano superior al resto de nosotros, y aunque ciertamente está en un plano diferente, de eso no hay duda, probablemente no sea superior”.

El escocés también admite que no es muy fan de Michael Caine: “No describiría a Michael como mi favorito, pero es Michael Caine. Es una institución. Y ser una institución siempre será mejor que tener rango actoral”.

También dedica pensamientos a su coprotagonista en 25th Hour, Edward Norton: “Es un buen chico, pero un poco molesto porque se ve a sí mismo como guionista y director”.

Sin embargo, Cox tuvo cosas positivas que decir sobre algunos de sus compañeros actores, incluido el fallecido Alan Rickman, a quien describió como “uno de los hombres más dulces, amables, agradables e increíblemente inteligentes que he conocido. Antes de actuar, fue diseñador gráfico, y aportó a su trabajo la precisión de rayo láser que implica esa profesión”.

Cox también dijo de Morgan Freeman: “Me complace decir que aunque era frío e iracundo y veía reinar el caos a su alrededor, Morgan Freeman era un absoluto caballero. Era el epítome de Morgan Freeman. El Morgan Freeman que esperarías conocer. El Morgan Freeman que te encuentras en tus sueños”.

Cox comenzó a actuar en la década de 1960, siendo prolífico en cine, televisión y teatro desde entonces. Algunas de sus películas más notables incluyen Braveheart , The Bourne Identity y Zodiac.