Ashley Tisdale se sincera sobre la “traumática” experiencia tras su cirugía de nariz

La actriz explicó que había decidido someterse al procedimiento por "problemas graves de salud" que estaba teniendo en ese momento y que "no se trataba de cambiar mi apariencia"

Chelsea Ritschel
viernes 29 enero 2021 17:49
Netflix revela todos los nuevos estrenos de 2021
Read in English

Ashley Tisdale se sinceró sobre la reacción “traumática” que enfrentó después de hacerse una operación de nariz para corregir un problema respiratorio.

La actriz de High School Musical se sometió a una rinoplastia para reparar su tabique desviado en 2007. Tisdale hizo pública su decisión de someterse a la cirugía poco después.

En una nueva publicación en su sitio web Frenshe, Tisdale reflexionó sobre las críticas que recibió tras operarse la nariz, explicando que decidió abordar la cirugía y las críticas 15 años después tras ser interrogada sobre la situación durante una entrevista.  

“Tengo que ser honesta, no estaba lista para escribir o publicar este artículo todavía, sin embargo, una pregunta hecha en una entrevista esta semana provocó algunas emociones. Me tomó por sorpresa y sentí que me habían quitado esta parte de mi historia. Este es un tema que está lejos de ser nuevo, y aunque me encanta ser honesta con mi comunidad, todavía no lo he mencionado”, escribió Tisdale. “La conclusión: fue una experiencia muy traumática para mí”.

La actriz explicó que había decidido someterse al procedimiento por "problemas graves de salud" que estaba teniendo en ese momento, y que "no se trataba de cambiar mi apariencia".

“Después de varias visitas al médico acerca de mis problemas de salud, también me sugirieron que me afeitara la 'protuberancia'. Yo era joven y no lo pensé mucho, así que me decidí, ¿por qué no? No fue gran cosa para mí ni era como si estuviera soñando con el día en que me hiciera una operación de nariz”, continuó.

Sin embargo, según Tisdale, no estaba preparada para la respuesta del público a la cirugía de nariz, y la actriz recordó que la avergonzaban "constantemente" por someterse a una cirugía plástica.

“La cirugía plástica no era aceptada culturalmente entonces como lo es ahora. Cuando terminé, fui examinada, juzgada y avergonzada por mi decisión. Tomé una decisión que no era asunto de nadie (y TODAVÍA no es asunto de nadie) y por esa decisión, constantemente me sentía mal por ello”, recordó.

En la publicación, Tisdale, quien actualmente está embarazada de su primer hijo, también reveló que, en ese momento, quería ser abierta con su joven base de fanáticos sobre su decisión de someterse a una cirugía, pero sintió que no podía debido al escrutinio público.

Según la actriz, decidió abordar la situación luego de sentir que su confianza fue nuevamente cuestionada cuando le preguntaron sobre la cirugía 15 años después.

“Lo curioso es que, al ser tomada por sorpresa en esta entrevista 15 años después, cuando la rinoplastia no se considera un tabú, mi confianza volvió a cuestionarse. Simplemente no había lugar para eso”, escribió.

Tisdale también se sintió motivada por su hija, y la estrella de Carol's Second Act expresó su esperanza de que las "elecciones de su hija no sean juzgadas o avergonzadas".

“Al final del día, voy a tener una hija y espero que sus decisiones no sean juzgadas o avergonzadas”, escribió. "Me ha llevado años procesar esta experiencia, una experiencia que tampoco pensé que fuera tan importante".

Tisdale concluyó la publicación explicando que estaba usando la entrevista reciente como una razón para finalmente "dejar ir" la situación, escribiendo: "Elijo ver esta entrevista (que fue un fastidio) como algo positivo. Me trajo un momento muy oscuro en mi vida. Cosas como que los paparazzi irrumpieran en mi casa para conseguir la exclusiva y sentir que decepcioné a la gente fueron las primeras cosas que me vinieron a la mente.

"PERO elijo ver esto como un empujón para enfrentarlo, escribirlo y finalmente dejarlo ir".

Esta no es la primera vez que Tisdale se sincera sobre sus decisiones pasadas de someterse a una cirugía plástica. En agosto de 2020, reveló en las redes sociales que se había sometido a una cirugía para que le extrajeran los implantes mamarios después de experimentar efectos secundarios como problemas intestinales y sensibilidades alimentarias que creía que estaban relacionadas con los implantes.

En ese momento, la actriz reveló que inicialmente se había sometido a la cirugía “hace años” porque se sentía insegura con su cuerpo.