Alec Baldwin: Tiroteo de Rust es el 43º incidente mortal en un set de cine estadounidense desde 1990

Las producciones de Hollywood se preocupan mucho por proteger al elenco y al equipo, pero las muertes y lesiones están lejos de ser desconocidas

Joe Sommerlad
viernes 22 octubre 2021 18:05
El actor Alec Baldwin mata a una mujer por accidente durante un rodaje
Read in English

Alec Baldwin disparó una pistola de utilería en el set de su nueva película del oeste el jueves, matando a la directora de fotografía Halyna Hutchins y dejando al director Joel Souza herido.

El trágico incidente tuvo lugar durante el rodaje de “Rust” en el rancho Bonanza Creek, al sur de Santa Fe (Nuevo México). Más tarde, Baldwin fue fotografiado fuera de la oficina del sheriff de la ciudad llorando tras ser entrevistado por los investigadores, evidentemente luchando por asimilar su conmoción por lo ocurrido.

El veterano fue también coproductor del proyecto, escrito por Souza, que tiene lugar en el Kansas de 1880 y está protagonizado por Baldwin en el papel de Harland Rust, un ranchero de edad avanzada que huye con su nieto adolescente después de que éste sea condenado a muerte por un asesinato accidental.

Según una estimación de Associated Press (AP), desde 1990 se han producido 43 muertes en los sets de rodaje estadounidenses, y otros 150 actores o miembros del equipo han sufrido lesiones que han alterado su vida como consecuencia de accidentes, a menudo resultado de acrobacias fallidas en el lugar de rodaje.

A nivel internacional, la cifra se aproxima a 37 desde el año 2000.

“Cada año, los trabajadores de ambos lados de la cámara sufren mutilaciones, quemaduras, roturas de huesos e incluso mueren en su empeño por ofrecer un espectáculo que abarrota los cines y que obtiene los máximos índices de audiencia en la televisión”, escribe Antony McCartney, de AP, que ha llegado a estas cifras tras examinar las investigaciones sobre seguridad en el trabajo y en la aviación, los expedientes judiciales y los informes de prensa.

“Las lesiones no sólo provienen de riesgos obvios como las acrobacias y los explosivos, sino de caídas de escaleras, equipos derribados y máquinas sin protecciones”.

Por poner algunos ejemplos recientes, el camionero John Suttles murió al caerse de la plataforma de un camión durante el rodaje de Avengers de Marvel en 2011, un trabajador de la construcción local murió en el set de Blade Runner 2049, de Denis Villeneuve, en 2017, y la doble de acción Joi “SJ” Harris murió en un accidente de moto durante el rodaje de Deadpool 2 en 2018.

Leer más: Familia de Brandon Lee se pronuncia tras la noticia del disparo de Alec Baldwin

Incluso con el máximo cuidado para protegerlos, los actores no son más inmunes a la desgracia que su equipo.

Dylan O’Brien resultó gravemente herido en un accidente de coche en el rodaje de Maze Runner: The Death Cure en 2018, por ejemplo, mientras que las estrellas de acción Tom Cruise y Daniel Craig sufrieron lesiones en los tobillos realizando acrobacias para sus más recientes salidas como los superespías Ethan Hunt y James Bond, respectivamente.

Harrison Ford se ha lesionado en múltiples ocasiones, especialmente durante el rodaje de Indiana Jones and the Temple of Doom (1984), The Fugitive (1993) y Star Wars: The Force Awaken (2015).

El director de esa última película, JJ Abrams, dijo a la AP que nada es más importante que la seguridad de la tripulación, “tanto si estás en una nave espacial como en un set de cine”.

“Los accidentes ocurren y por eso está esa categoría. Y luego están los accidentes que esperan ocurrir”, comentó. “Creo que los equipos de rodaje han hecho un trabajo extraordinario para prevenir los accidentes que esperan ocurrir”.

Las muertes por armas de fuego de utilería son muy raras, pero no inéditas, dado que las armas reales se utilizan a menudo en los rodajes cargadas con balas de salva, es decir, cartuchos que crean un destello y un estallido sin disparar realmente una bala.

El caso más notorio de que esto ocurra fue el de Brandon Lee, el hijo de 28 años de la leyenda de las artes marciales Bruce Lee, que murió mientras completaba la adaptación del cómic gótico The Crow en 1993. Recibió un disparo accidental mientras rodaba la escena de la muerte de su personaje.

Posteriormente se descubrió que en el cañón del revólver en cuestión se había alojado un viejo cartucho vivo, que se soltó al disparar contra Lee para la película con cartuchos de salva cargados en la recámara.

En respuesta a la última tragedia, la hermana de Lee, Shannon, tuiteó en nombre de su familia:  “Nuestros corazones están con la familia de Halyna Hutchins y con Joel Souza y todos los involucrados en el incidente de ‘Rust’. Nadie debería morir nunca por un arma en un set de cine. Punto”.

En otro incidente, el actor estadounidense Jon-Erik Hexum, de 26 años, murió de una herida de bala autoinfligida durante el rodaje de la serie de televisión Cover Up en 1984.

Aburrido durante un descanso de la producción, Hexum se apuntó en broma a la sien con una pistola de utilería cargada con balas de salva y disparó, sin darse cuenta de que el arma aún contenía pólvora.

La fuerza le fracturó el cráneo y le clavó un segmento de hueso en el cerebro, provocando su muerte por hemorragia.

También reaccionó al incidente de Rust el escritor de Law & Order, David Slack, que tuiteó: “las pistolas de utilería son pistolas. Las de fogueo tienen pólvora real. Pueden herir o matar - y lo han hecho”.