“No estoy vacunado”: revelan las tensas entrevistas de Djokovic con la Fuerza Fronteriza Australiana

Las entrevistas mantenidas durante toda la noche en un aeropuerto de Melbourne revelan el momento en que se le comunica a Djokovic que será deportado

Lawrence Ostlere
lunes 10 enero 2022 18:04
Las transcripciones de Novak Djokovic revelan su preocupación por ser deportado
Las transcripciones de Novak Djokovic revelan su preocupación por ser deportado
Read in English

Las transcripciones del momento en que Novak Djokovic fue detenido por la Fuerza Fronteriza Australiana y se le comunicó que iba a ser deportado se han hecho públicas.

Djokovic estaba retenido en un centro de inmigración de Melbourne desde el jueves por la mañana, después de que su visado fuera cancelado tras el examen de la exención médica de la vacuna contra el covid-19 que había conseguido para viajar al Abierto de Australia. El jugador, de 34 años, fue liberado el lunes tras una larga audiencia después de ganar su recurso contra la deportación.

La serie de entrevistas de la ABF, que comienza a las 12:21 horas del jueves y termina a las 7:45 horas, recoge un primer interrogatorio a Djokovic, que fue retenido por primera vez en un aeropuerto de Melbourne, donde reveló: “No estoy vacunado”, y explicó que en diciembre había dado positivo en la prueba de covid-19 y que los resultados de los análisis de sangre demostraban que era portador de los anticuerpos necesarios para entrar en Australia.

“Me dio covid dos veces”, explica Djokovic. “Tuve covid en junio de 2020 y tuve covid recientemente en… salí positivo en la prueba PCR el 16 de diciembre de 2021”.

Más adelante añade: “Envié el análisis de sangre para mis anticuerpos y tenía una cantidad suficiente y se me concedió el acceso a Australia y recibí la documentación que respaldaba mi exención médica y la declaración de viaje que venía del gobierno federal.”

En la segunda parte de las entrevistas, que comienza a las 3:35 am, Djokovic argumenta su caso, explicando que ha seguido las guías establecidas por Tennis Australia y el gobierno de Victoria antes de viajar a Melbourne. “No estaría aquí sentado frente a ustedes si no estuviera cumpliendo con todas las reglas y normas establecidas por su gobierno”, les dice Djokovic. “Así que yo solo... no sé lo que quiero decir... para mí es un poco impactante que ustedes tengan... que me vayan a dar el aviso de cancelar mi visado basándose en qué”.

En un momento dado, el entrevistador le da 20 minutos para “darnos razones por las que no deberíamos cancelar el visado”.

Djokovic responde: “Quiero decir que realmente no entiendo qué más quiere que le proporcione. He proporcionado todos los documentos que Tennis Australia y el gobierno de Victoria me han pedido en las últimas tres/cuatro semanas, esto es lo que hemos estado haciendo... han permitido tener la exención médica para la vacuna contra el covid. Lo solicité, lo aprobaron, realmente no sé qué más quieren que diga. Qué - yo solo - no tengo nada más - llegué aquí gracias a estos documentos, de lo contrario no me habrían permitido entrar. Realmente no entiendo cuál es la razón por la que no me permiten entrar en su país, es decir, he estado esperando cuatro horas y todavía no entiendo cuál es la razón principal, como la falta de qué documentos. ¿Falta de qué información necesitan?”.

Claramente exasperado por la situación, Djokovic añade: “¿Me está dando legalmente 20 minutos para tratar de proporcionar información adicional que no tengo? ¿A las 4 de la mañana? Me ponen en una posición muy incómoda en la que a las 4 de la mañana no puedo llamar al director de Tennis Australia, no puedo contactar a nadie del gobierno del estado de Victoria a través de Tennis Australia. Me has puesto en una posición muy incómoda. No sé qué más puedo decir. Quiero decir que todo lo que ellos... me pidieron está aquí”.

En la parte final de las entrevistas, son las 7:38 am, y a Djokovic se le dice que va a ser detenido y enviado a un hotel de retención antes de ser deportado. Al entrar en la habitación, el oficial que lo detiene parece reconocer al 20 veces campeón de Grand Slam, diciendo “¿Es ese...?” antes de que el entrevistador diga “Sí”.

Djokovic parece ahora más preocupado por la forma en que volará a casa, y por saber si podrá pagar él mismo el boleto. “¿Qué aerolínea es... porque yo, tengo alguna, decisión en donde voy a ir o... viajar?” pregunta Djokovic. “Porque puedo comprar mi propio boleto para volver”.

El equipo jurídico del serbio presentó documentos para apelar la decisión original del control fronterizo, que confirmaba que Djokovic había dado positivo por covid-19 el mes pasado y se había recuperado. Se basó en ello para solicitar una exención médica a las estrictas normas de vacunación de Australia. El lunes, el juez Anthony Kelly anuló la cancelación del visado y ordenó al gobierno australiano que pagara los costos legales y liberara a Djokovic de su detención en media hora.

Djokovic tiene ahora la oportunidad de defender su título del Abierto de Australia, aunque el abogado del Gobierno, Christopher Tran, notificó al tribunal que el ministro de Inmigración, Alex Hawke, estudiará ahora si ejerce un “poder personal de cancelación” del visado de Djokovic que, en última instancia, podría prohibirle la entrada en Australia durante tres años.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in