Equipo femenil de softbol de México tira su uniforme a la basura tras perder en Tokio 2020

Usuarios en redes sociales explotaron por el desprecio de las atletas a su país

Billy Rubio Esquivel
jueves 29 julio 2021 22:56
<p>Las imágenes fueron compartidas por un par de boxeadoras mexicanas en Twitter</p>

Las imágenes fueron compartidas por un par de boxeadoras mexicanas en Twitter

La selección mexicana de softbol se robó los corazones de millones de personas al participar por primera ocasión en los Juegos Olímpicos. Sin embargo, todo esto se echó por la borda con un gesto que provocó molestia y críticas en redes sociales.

De acuerdo a las boxeadoras Brianda Tamara Cruz y Esmeralda Falcón, las integrantes del equipo de softbol de México decidieron tirar sus uniformes a la basura, previo a su viaje de regreso a territorio mexicano.

"Este uniforme representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas. Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de softbol lo dejó todo en la basura de las villas olímpicas", publicó Cruz, quien representó a México en la disciplina de boxeo en Tokio 2020, en su cuenta de Twitter.

Rápidamente, el mensaje de la pugilista se volvió viral y fue verificado por Falcón, quien también compartió una imagen de la indumentaria que desecharon las jugadoras de softbol.

Ante la ola de repudio que ocasionó este hecho, la Federación Mexicana de Softbol anunció en su cuenta de Twitter que podría expulsar a las jugadoras del equipo si incurrieron en una falta, pero más tarde eliminó este primer mensaje.

Horas más tarde, Rolando Guerrero, presidente de la Federación Mexicana de Softbol, defendió a las integrantes del equipo al señalar que dejaron las prendas por falta de espacio en su equipaje.

“Dejaron guantes de 200 dólares. Tenían que hacer espacio en sus maletas. Con todo respeto, ni vamos a atacar, ni vamos a responder, ni vamos a decir nada en las redes, simple y sencillamente fue un hecho de sobrepeso”, dijo Guerrero en entrevista con TV Azteca que retomó Milenio.

Leer más: México se queda con el bronce en plataforma sincronizada

Pese a la defensa de Guerrero, la Federación Mexicana de Softbol emitió esta tarde una disculpa pública hacia todos los mexicanos por la actitud de las jugadoras y anunció que investigará y sancionará a las atletas que hayan violado el reglamento interno.

“Estamos igualmente indignados con la(s) jugadora(s) y se realizará una investigación a fondo para encontrar a la(s) responsable(s) de estos actos aplicando las debidas sanciones y dejen de representar a esta federación… nos comprometemos a llegar hasta sus últimas consecuencias”, escribió la Federación en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), explotó contra las jugadoras de softbol al dar a conocer que se negaron a portar la bandera de México en sus casacas durante su participación en Tokio 2020.

"Nos presentaron un uniforme y al final de cuentas resultó que no era ese, el uniforme con el que compitieron, en los juegos no tenía ni el logotipo ni la bandera de México, simplemente no tenía bandera”, reveló Padilla en conversación con ESPN.

Usuarios de redes reaccionan

Ante la denuncia realizada por las boxeadoras mexicanas usuarios en redes sociales criticaron la actitud de las jugadoras de softbol.

David Faitelson, periodistas de ESPN, llamó “locas” a las jugadoras por dejar el uniforme en Japón. Mientras que su compañero Andrés Agulla se ofreció a recibir las prendas tiradas por las representantes mexicanas.

Otros usuarios aprovecharon la tendencia para compartir memes sobre el desprecio de las atletas por sus uniformes. Algunos recordaron que, en pocos días, las jugadoras pasaron de ser heroínas a villanas.

Desafortunadamente, algunos usuarios hicieron tendencia la palabra “pocha”, término despectivo para referirse a los mexicoamericanos, al recordar que la mayoría de las jugadoras de softbol de México nacieron en Estados Unidos.

Hasta el momento, las jugadoras no han emitido una postura en torno al olvido de sus prendas en la Villa Olímpica.