Serie Mundial: La última oportunidad de Kershaw para conquistar el Clásico de Otoño

Clayton Kershaw tratará de ayudar a los Dodgers de Los Ángeles a ganar su primer título de Serie Mundial desde 1988

Via AP news wire
martes 20 octubre 2020 01:56
El ocho veces All-Star ha tenido muchos finales decepcionantes en la postemporada.
El ocho veces All-Star ha tenido muchos finales decepcionantes en la postemporada.
Read in English

Clayton Kershaw ha lanzado el último juego de la temporada para los Dodgers de Los Ángeles en seis de los últimos siete años. En ninguna ocasión, el abridor de 32 años pudo levantar el trofeo de la Serie Mundial.

Entre sus premios sobresalen tres trofeos Cy Young de la Liga Nacional, un MVP y la racha actual de ocho títulos consecutivos del Oeste de la Liga Nacional para los Dodgers. Sin embargo, a Kershaw le falta ese gran paso.

El zurdo de 32 años tiene un récord perdedor (11-12) en la postemporada y Los Ángeles no ha ganado una Serie Mundial desde 1988. Ese es el mismo año en que Kershaw nació en Dallas, donde aún vive y no muy lejos de donde está a punto de tener otra oportunidad de cambiar eso para los Dodgers y agregar una gran pieza que falta a su brillante currículum.

"Estaba lanzando juegos de simulación en mayo y junio en Dallas, pensando en, hombre, ¿vamos a jugar siquiera una temporada?", externó este lunes Kershaw quien, por tercera vez en cuatro años, está programado para comenzar el Juego 1 de la Serie Mundial para los Dodgers.

Enfrente estará Tyler Glasnow. El nacido en California hace 27 años creció viendo la primera parte de la carrera de Kershaw. Este martes por la noche, Tyler abrirá por los Rays de Tampa Bay en el primer juego de Serie Mundial de la franquicia desde 2008.  

Glasnow tenía marca de 5-1 con un 4.08 de efectividad en 11 aperturas durante la temporada regular y tiene marca de 2-1 con 4.66 de efectividad en cuatro aperturas de postemporada.

El primer partido de la Serie Mundial se produce una semana después de que Kershaw estuviera lesionado antes de su inicio programado en el Juego 2 de la Liga Nacional contra Atlanta debido a espasmos en la espalda. En cambio, comenzó dos días después en el Juego 4, que estaba empatado 1-1 antes de irse después de permitir tres hits seguidos para comenzar la sexta en lo que se convirtió en una entrada de seis carreras para los Bravos en el camino hacia una victoria por 10-2 y una ventaja de la serie 3-1.

Pero los Dodgers se repusieron y ganaron tres juegos consecutivos al enfrentarse a la eliminación, solo la segunda vez en su historia que lo hicieron. Kershaw estuvo en el bullpen estirando a veces durante el Juego 7 el domingo por la noche, pero nunca entró en la victoria por 4-3.

Antes de estos inusuales playoffs después de la temporada regular acortada por la pandemia, con los Dodgers ya jugando la Serie Divisional y la NLCS allí, Kershaw no había lanzado profesionalmente en Arlington. Sus turnos de rotación nunca coincidieron con viajes a Texas, no en el viejo estadio al otro lado de la calle donde solía ver a los Texas Rangers y a uno de sus jugadores favoritos, Will Clark, la razón por la que usa el número 22.

Kershaw tuvo marca de 6-2 con efectividad de 2.16 en 10 aperturas durante la temporada regular, luego tuvo 13 ponches en ocho entradas en blanco para ganar el segundo juego contra Milwaukee en la primera ronda. Estuvo seis entradas para vencer a San Diego durante la NLDS en su primera apertura en Arlington.

"Es tan competitivo", dijo su compañero de primer año y MVP de la Liga Americana en 2018, Mookie Betts. "Hace todo bien".

Pero a pesar de lo bueno que ha sido Kershaw con marca de 175-76 con una efectividad de 2.43 en la temporada regular durante sus 13 temporadas, el ocho veces All-Star ha tenido muchos finales decepcionantes en la postemporada, cuando su efectividad es casi dos carreras más altas en 4.31.

"Postemporada, tienes esa experiencia en la que basar, simplemente tratando de aprender de eso lo mejor que podamos", dijo Kershaw.  

“Al mismo tiempo, cada año es diferente. Cada equipo es diferente. Los Rays son un equipo diferente a los Astros y los Medias Rojas. Me voy a preparar como siempre lo hago y estaré tan listo como pueda”, abundó el zurdo.