NBA: Russell Westbrook se dice contento con su llegada a Wizards

Aunque no dijo si fue él quien obligó a que Houston le permitiera abandonar sus filas.

Tim Reynolds
domingo 06 diciembre 2020 15:38
ARCHIVO - En esta foto de archivo del miércoles 2 de septiembre de 2020, Russell Westbrook, de los Rockets de Houston, salta para encestar en un duelo frente al Thunder de Oklahoma City .
ARCHIVO - En esta foto de archivo del miércoles 2 de septiembre de 2020, Russell Westbrook, de los Rockets de Houston, salta para encestar en un duelo frente al Thunder de Oklahoma City .

Russell Westbrook dejó algunas cosas claras el sábado. Seguirá siendo seguidor de los Cowboys de Dallas en la NFL pese a que juegue ahora en Washington.

Tampoco va a dejar de mostrarse amigable con los rivales durante los partidos, ni considera que un campeonato sea necesario para perfeccionar el currículum de un jugador.

En cambio, hay una pregunta sobre la que se negó a ser más especifico. No dijo si fue él quien obligó a que Houston le permitiera abandonar sus filas.

“Evidentemente, no soy el tipo más fácil de entender”, dijo.

Es obvio que a los Wizards no les importa eso. Westbrook estuvo el sábado en la práctica con Washington, que cedió a su figura John Wall a Houston esta semana, a fin de obtener al base nueve veces elegido al Juego de Estrellas, quien ahora se reencontrará con el estratega Scott Brooks, su entrenador en Oklahoma City.

Washington será el tercer equipo de Westbrook en un año y medio. Oklahoma City lo envió a Houston después de la campaña 2018-19. El jugador pasó apenas una temporada con los Rockets y ahora se une a los Wizards, para jugar junto a Bradley Beal, en lo que debería ser una dupla poderosa de bases.

Se le preguntó si quería que Houston pactara el canje.

“Estoy acá en Washington”, respondió. “Estoy contento por el lugar donde estoy y por entender que éste es un nuevo viaje para mí. Entiendo lo importante que es concentrarme en dónde estoy, concentrarme en el equipo, la organización, la comunidad y la gente”.

Evidentemente, eso no fue un sí o un no. Para Westbrook todo es parte del pasado.

Los cambios comenzaron en los Rockets desde mediados de septiembre, un día después de que concluyó la campaña con la eliminación en los playoffs de la Conferencia Oeste. Antes de que el avión que transportó al equipo de la “burbuja” en Lake Buena Vista, Florida, aterrizara en Houston, Mike D’Antoni informó al equipo que no volvería como entrenador.

Aceptó un empleo como asistente en Brooklyn, bajo las órdenes del entrenador debutante Steve Nash.

Un mes después, comenzaron a surgir las versiones de que Westbrook y James Harden —el dúo de bases con mayor producción en la liga durante la campaña con 62 puntos por duelo en forma combinada— querían marcharse. Pareció entonces inevitable que al menos uno terminara cedido en canje.

Y ello se volvió realidad el miércoles, cuando los Rockets y los Wizards reanudaron sus conversaciones y llegaron a un acuerdo en un par de horas.

“Pienso que poca gente se da cuenta de que, uno sólo va a jugar basquetbol durante un periodo reducido de su vida”, dijo Westbrook. “Pero las relaciones que uno gana al jugar, la gente que uno conoce en el camino, la forma en que se impacta a la gente, todo eso dura para siempre. Es algo en lo que piensas. Yo he tenido que pensar en eso mientras me hago más viejo... Hay gente muy buena acá”.