Clubes de la Premier League tienen prohibido jugar con brasileños tras bloquear convocatorias internacionales

Cinco clubes podrían quedarse sin jugadores para la próxima jornada y se entiende que están dispuestos a impugnar el traslado

Melissa Reddy
miércoles 08 septiembre 2021 18:13
Cristiano Ronaldo regresa al Manchester United

Los clubes de la Premier League impugnarán la solicitud de la FIFA de prohibir a sus internacionales jugar durante un periodo de cinco días, lo que afectaría a los partidos de la máxima categoría y de la Liga de Campeones.

El Liverpool, el Manchester United, el Manchester City, el Chelsea y el Leeds United creen que no hay base para tal acción, dadas las circunstancias extraordinarias en torno a las restricciones de covid que impidieron a los jugadores poder viajar y presentarse a la selección.

La situación afecta a ocho jugadores durante el periodo comprendido entre el 10 y el 14 de septiembre, que es cuando se aplican las restricciones automáticas según el reglamento de la FIFA.

The Independent entiende que el organismo rector no ha optado voluntariamente por esta medida, sino que se ha visto obligado por una asociación que exige que se aplique.

Brasil, sobre todo después de haber visto a Argentina alinear a jugadores de la Premier League, está furioso porque se le ha negado su talento en los partidos de clasificación para el Mundial.

Pero el drama de ese encuentro, en el que Anvisa, el organismo regulador de la salud en Brasil, irrumpió en el campo para detener a los jugadores argentinos afincados en el Reino Unido, no hace sino reforzar la posición de los clubes de la Premier League.

Brasil ha renunciado a su derecho a pedir que Richarlison sea excluido para el partido del Everton con el Burnley el lunes, debido a que goza de una sólida relación con el club.

Los Merseysiders permitieron a Richarlison jugar en los Juegos Olímpicos de Tokio, lo que ayudó a Brasil a conseguir la medalla de oro.

Leer más: Cristiano Ronaldo: el Manchester United anuncia el sensacional traspaso del exjugador

Esto no ha hecho más que enfurecer a los afectados. El Liverpool no podrá contar con Alisson, Fabinho y el lesionado Roberto Firmino, ante el Leeds el domingo. Su rival no podrá seleccionar a Raphinha.

El Manchester City no podrá contar con Ederson ni Gabriel Jesus contra el Leicester City el sábado.

Thiago Silva tendrá que sentarse fuera de los partidos del Chelsea contra el Aston Villa y el Zenit de San Petersburgo, mientras que Fred se perderá el choque del United con el Newcastle y la eliminatoria de la Liga de Campeones a domicilio contra el Young Boys.

La posible repercusión en la integridad de la competición europea es uno de los principales problemas que han planteado los clubes.

Los clubes están trabajando conjuntamente para encontrar una solución con la Premier League, Brasil, la FA y la FIFA.

The Independent ha sido informado de que las sanciones son “posibles” más que definitivas y que el resultado ideal se resolverá pronto, sin que los jugadores sean castigados por algo que estaba fuera de su control.

Chile, México y Paraguay también han solicitado a la FIFA la aplicación de estas restricciones, lo que afectaría a la capacidad del Watford para utilizar a Francisco Sierralta y a Ben Brereton, del Blackburn Rovers.

El Wolves se quedaría sin Raúl Jiménez y Miguel Almirón no podría figurar en el Newcastle.

La situación actual, descrita por una fuente como “un caos del que todo el mundo podría prescindir”, se materializó después de que los equipos ingleses, junto con la Asociación de Clubes Europeos, dijeran que no habría liberación de jugadores para los partidos de clasificación de septiembre.

A menos que las autoridades pudieran evitar la necesidad de que los jugadores estuvieran en cuarentena durante diez días en un hotel a su regreso al Reino Unido. La FIFA trató sin éxito de presionar al gobierno para que hiciera tal excepción.

En última instancia, esto significa que bloquear la participación de los jugadores sería penalizarlos a ellos y a sus clubes por hacer lo correcto al seguir los consejos sanitarios de Inglaterra sobre los viajes a los países de la lista roja.