Medallistas de halterofilia guardan silencio tras la pregunta sobre la atleta trans Laurel Hubbard

“No, gracias”, finalmente responde la ganadora de bronce Sarah Robles

Nathan Place
domingo 08 agosto 2021 23:02
El primer atleta olímpico transgénero no logra ganar una medalla
Read in English

Un reportero se encontró con un silencio de acero después de preguntar a un panel de medallistas de halterofilia femenina qué opinaban de una competidora trans.

El incómodo momento se produjo durante una rueda de prensa con la china Li Wenwen, que ganó el oro en la prueba de levantamiento de +87 kg; la británica Emily Campbell, que ganó la plata; y la estadounidense Sarah Robles, que ganó el bronce.

La levantadora neozelandesa Laurel Hubbard, que no subió al podio, hizo sin embargo historia al convertirse en la primera atleta abiertamente trans en competir en unos Juegos Olímpicos.

Un periodista preguntó por la reacción del grupo.

“Hubo una noche histórica aquí con Laurel Hubbard compitiendo como la primera abiertamente trans en una prueba individual”, comenzó el periodista. “Me preguntaba qué sintieron ustedes al respecto y qué les pareció que ocurriera en su deporte”.

Siguieron nueve segundos de incómodo silencio.

Finalmente, Robles tomó la palabra.

“No, gracias”, dijo simplemente.

Hubbard, de 43 años, compitió el lunes en la final de halterofilia femenina de +87 kg en Tokio, pero se quedó rápidamente eliminada tras no conseguir un levantamiento limpio.

Leer más: Simone Biles gana bronce en su regreso a los Juegos Olímpicos de Tokio; Guan Chenchen de China se lleva el oro

En una competición dividida en dos secciones, “la arrancada“, seguida de la “cargada” y el “envión”, Hubbard fracasó en sus tres intentos de arranque, con lo que se esfumaron rápidamente las esperanzas de conseguir una medalla. Tras dejar caer su tercer levantamiento, saludó al auditorio, que no admitió a ningún aficionado, pero que estaba repleto de medios de comunicación, funcionarios y algunos compañeros olímpicos y personal técnico que gritaban su apoyo.

“Sé que, desde el punto de vista deportivo, no he alcanzado el nivel de exigencia que me impuse a mí misma y quizá el nivel que mi país esperaba de mí”, señaló Hubbard. “Pero una de las cosas por las que estoy profundamente agradecida es que los seguidores de Nueva Zelanda me han dado tanto y han sido más que sorprendentes”.

“Me gustaría dar las gracias al Comité Olímpico de Nueva Zelanda”, continuó. “Me han apoyado en lo que han sido momentos bastante difíciles. Sé que mi participación en estos Juegos no ha estado del todo exenta de polémica, pero han sido maravillosos y les estoy muy agradecida”.