Juegos Olímpicos estarían en duda ante incertidumbre sobre la vacunación en Japón

Japón insiste públicamente en que organizará sus Juegos Olímpicos pospuestos este verano

Via AP news wire
viernes 22 enero 2021 14:55

El repunte de casos de coronavirus en Asia parece poner en duda los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Read in English

Japón insiste públicamente en que organizará sus Juegos Olímpicos pospuestos este verano. Pero para lograrlo, muchos creen que la vacunación de sus 127 millones de ciudadanos contra el coronavirus es clave.

Es una empresa inmensa en las mejores circunstancias y complicada ahora por un proceso de toma de decisiones excesivamente cauteloso, obstáculos burocráticos y un público que durante mucho tiempo ha sido profundamente cauteloso con las vacunas.

Japón espera comenzar con las vacunas COVID-19 a fines de febrero, pero crece la incertidumbre de que una nación clasificada entre las más bajas del mundo en confianza en las vacunas pueda llevar a cabo el enorme proyecto de $14 mil millones a tiempo para los juegos de julio, lo que pone en duda si Los Juegos Olímpicos de Tokio pueden suceder.

Japón ha asegurado vacunas para todos sus ciudadanos, y más, después de cerrar acuerdos con tres fabricantes de productos farmacéuticos extranjeros: Pfizer Inc. AstraZeneca y Moderna Inc. Su rápida acción fue vista como prueba de su determinación de organizar los juegos después de un aplazamiento de un año. debido a la pandemia.

El país necesita vacunas de fabricación extranjera porque el desarrollo local está solo en sus primeras etapas.

El primer ministro Yoshihide Suga, en un discurso esta semana, dijo que las vacunas son "el factor decisivo" en la lucha contra la pandemia y prometió comenzar las vacunaciones a fines de febrero, cuando se espera la aprobación del Ministerio de Salud de la vacuna Pfizer, la primera solicitante. .

Suga se comprometió a proporcionar "información precisa basada en hallazgos científicos, incluidos los efectos secundarios y la eficacia", un intento de abordar las preocupaciones de los escépticos de las vacunas.

Según el plan actual, las vacunas comenzarán con 10,000 trabajadores médicos de primera línea. Luego, se agregarán alrededor de 3 millones de otros trabajadores médicos por delante de los grupos de alto riesgo, como los ancianos, las personas con problemas de salud subyacentes y los cuidadores. Se espera que el resto de la población tenga acceso alrededor de mayo o más tarde, aunque los funcionarios se niegan a dar un cronograma exacto.

Japón se encuentra bajo un estado de emergencia parcial y lucha contra un aumento de las infecciones. Ha habido cerca de 351.000 casos, con 4.800 muertes, según el Ministerio de Salud.

Muchas personas se muestran escépticas sobre el esfuerzo de vacunación, en parte porque los efectos secundarios de las vacunas a menudo han ocurrido aquí. Una encuesta reciente en la televisión TBS encontró que solo el 48% de los encuestados dijeron que querían una vacuna COVID-19. En un estudio de Lancet de 149 países publicado en septiembre, Japón se ubicó entre los más bajos en confianza en la vacuna, con menos del 25% de las personas que están de acuerdo en la seguridad, importancia y efectividad de la vacuna.

Muchos japoneses sienten una vaga inquietud por las vacunas, dijo el Dr. Takashi Nakano, profesor de la Escuela de Medicina de Kawasaki y experto en vacunas. "Si algo (negativo) sucede después de la inoculación, la gente tiende a pensar que es por la vacuna, y esa es la imagen que se quedó grabada en su mente durante mucho tiempo".

La historia de la desconfianza en las vacunas en Japón se remonta a 1948, cuando decenas de bebés murieron después de recibir una vacuna defectuosa contra la difteria. En 1989, los casos de meningitis aséptica en niños que recibieron una vacuna combinada para el sarampión, las paperas y la rubéola, o MMR, provocaron demandas contra el gobierno, lo que obligó a descartar la mezcla cuatro años después.

Un fallo judicial de 1992 responsabilizó al gobierno por las reacciones adversas relacionadas con varias vacunas, al tiempo que definió los efectos secundarios sospechosos como eventos adversos, pero sin suficiente evidencia científica, dicen los expertos. En un cambio importante en su política, Japón revisó en 1994 su ley de vacunación para eliminar la inoculación obligatoria.

Si bien varias empresas y organizaciones de investigación japonesas están desarrollando actualmente sus propias vacunas contra el coronavirus, Takeda Pharmaceutical Co. distribuirá la vacuna Moderna y producirá la vacuna Novavax en Japón.

Masayuki Imagawa, director de la unidad de negocios de vacunas de Takeda en Japón, dijo que el año pasado su compañía consideró desarrollar su propia vacuna. Pero decidió priorizar la velocidad y optó por importar el producto de Moderna y fabricar la vacuna Novavax en la fábrica de Takeda en Japón. Dijo que la decisión no fue influenciada por los Juegos Olímpicos.

Los expertos también se preocupan por encontrarse con desafíos logísticos y obstáculos burocráticos en la puesta en marcha de un proyecto de vacunación masivo que involucra a cinco ministerios del gobierno junto con pueblos y ciudades locales. El gobierno ha presupuestado más de 1,5 billones de yenes ($ 14 mil millones) para el proyecto de la vacuna.

Habría que movilizar a miles de trabajadores médicos para dar las vacunas, monitorear y responder en caso de cualquier problema. Asegurar su ayuda es difícil cuando los hospitales ya están agobiados por el tratamiento de pacientes con COVID-19, dijo Hitoshi Iwase, un funcionario del distrito de Sumida de Tokio encargado de preparar vacunas para 275.000 residentes.

Si bien las vacunas se consideran clave para lograr los juegos, el primer ministro Suga dijo que no serán necesarias.

"Nos prepararemos para unas Olimpiadas seguras y protegidas sin hacer de la vacunación una condición previa", dijo Suga el jueves, respondiendo a un llamado de los legisladores de la oposición para posponer o cancelar los juegos para concentrarse en las medidas del virus.

La incertidumbre sobre la seguridad y eficacia de la vacuna hace que sea difícil predecir cuándo Japón podrá obtener una inmunidad al coronavirus lo suficientemente amplia como para controlar la pandemia.

“No es apropiado impulsar las vacunas para celebrar los Juegos Olímpicos”, dijo el Dr. Tetsuo Nakayama, profesor del Instituto Kitasato de Ciencias de la Vida. "Las vacunas deben usarse para proteger la salud de las personas, no para lograr los Juegos Olímpicos".

___

Siga a Mari Yamaguchi en Twitter en https://twitter.com/mariyamaguchi

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in