Gimnasta olímpica, de 18 años, se arrodilla y levanta el puño cerrado en homenaje a Black Lives Matter

Aunque el COI prohíbe "las manifestaciones o la propaganda política, religiosa o racial en las sedes olímpicas", es poco probable que Alvarado sufra repercusiones

Bevan Hurley
miércoles 28 julio 2021 12:24
Biles defiende su retirada: "Hay que dar prioridad a la salud mental"
Read in English

La gimnasta costarricense Luciana Alvarado se arrodilló y lanzó un puño cerrado al aire al final de su prueba de suelo en los Juegos de Tokio en homenaje al movimiento Black Lives Matter.

La gimnasta, de 18 años, dijo antes de salir al tapiz que incorporó la postura a su rutina para destacar “la importancia de que todos sean tratados con respeto y dignidad”.

“Porque todos somos iguales”, dijo, “y todos somos hermosos e increíbles”.

Aunque las protestas políticas están prohibidas en Tokio según las normas del Comité Olímpico Internacional, es poco probable que la señorita Alvarado sea castigada por su homenaje, ya que el movimiento formaba parte de su rutina, informó Associated Press.

Alvarado no tendrá la oportunidad de repetir el movimiento: su puntuación de 12.166 en el suelo le permitió terminar en el puesto 66 de la clasificación.

La superestrella estadounidense Simone Biles se clasificó en primer lugar para la final de suelo, que se celebrará el 2 de agosto.

Alvarado comentó que se inspiró en el movimiento Black Lives Matter que se extendió por todo el mundo después de que George Floyd fuera asesinado por la policía en Minneapolis el verano pasado.

“Siento que si haces algo que une a todo el mundo, ya sabes, y lo ves aquí, como, si eres uno de los míos, entiendes las cosas, la importancia de que todo el mundo sea tratado con respeto y dignidad y que todo el mundo tenga los mismos derechos porque todos somos iguales y todos somos hermosos e increíbles”, precisó Alvarado al podcast GymCastic el viernes antes de su evento.

Leer más: Tokio: boxeador marroquí intenta morder la oreja de su oponente de Nueva Zelanda

Según las normas del COI, “no se permitirá ninguna forma de publicidad o de otro tipo” en las sedes olímpicas, a menos que haya excepciones específicas dadas por su junta ejecutiva.

Las directrices prohíben “las manifestaciones o la propaganda política, religiosa o racial en las sedes olímpicas”.

En respuesta a los informes de que las protestas de BLM habían sido específicamente prohibidas en los Juegos, Reuters detalló: “Tampoco es una norma nueva ni se creó en respuesta a las protestas de Black Lives Matter”.

La lanzadora de martillo estadounidense Gwen Berry fue sancionada en 2019 por levantar el puño en los Juegos Panamericanos de 2019. Ella protagonizó una protesta similar en una prueba de clasificación olímpica y ha dicho que utilizará estos Juegos Olímpicos como plataforma para difundir su mensaje de igualdad.

“Solo quiero que todo el mundo entienda que, como atletas, podemos usar nuestra voz, debemos usar nuestras voces para concienciar sobre estos temas que impactan en nuestras comunidades”, ha dicho previamente Berry.

“Porque nuestras comunidades son las que están siendo atacadas”.

Atletas de una amplia gama de deportes, como la NFL, el fútbol internacional y el baloncesto, se han arrodillado antes de los partidos en solidaridad con el movimiento BLM.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in