Diego Maradona: Su paso por las adicciones y el alcohol

El exjugador tuvo varios problemas con la ley, así como suspensiones en el deporte, por su adicción a las drogas

Redacción
miércoles 02 diciembre 2020 16:31
<p>Maradona fue hospitalizado en varias ocasiones por problemas de salud relacionados con las drogas</p>

Maradona fue hospitalizado en varias ocasiones por problemas de salud relacionados con las drogas

Diego Maradona derramó talento y clase en cualquier cancha que pisó. Sus increíbles e históricas actuaciones quedaron marcadas en una generación de aficionados al futbol, que elevaron al jugador argentino al nivel de una deidad del deporte. Sin embargo, sus constantes problemas con el alcohol y las drogas opacaron a uno de los más grandes futbolistas de todos los tiempos.

Maradona reveló en una entrevista en 2017 con la cadena italiana Mediaset Canale 5 que probó por primera las drogas en 1984, cuando era jugador de Barcelona. “Tenía 24 años cuando consumí droga por primera vez. En Barcelona. Ha sido el error más grande de mi vida… La droga es el problema más grande, la droga mata. Me considero afortunado por poder hablar de esto. Si hubiera seguido de esa forma, ahora a esta edad ya habría muerto”, expresó el otrora futbolista en declaraciones recopiladas por la agencia EFE.

Esto solo sería el comienzo de una serie de escándalos que lo pusieron en la mira de las autoridades italianas, argentinas y del futbol mundial. En 1991, un año después de quedarse corto en su intento de convertirse en bicampeón del mundo con Argentina, Maradona fue suspendido 15 meses tras dar positivo por cocaína en un examen de control de drogas en la Serie A.

Tras ser ratificada su sanción, Diego Armando decidió regresar a su natal país, en donde también protagonizaría un nuevo capítulo negro de su vida. El 26 de abril de 1991, la policía argentina allanó su domicilio, en donde compartía con dos amigos, y fue arrestado por posesión de drogas. Tras pagar una fianza recuperó su libertad y no enfrentó cargos por este hecho.

En septiembre de ese mismo año, fue condenado a 14 meses de prisión por la justicia italiana, condena que fue suspendida, al ser encontrado culpable de posesión de drogas. En el ocaso de su carrera, Maradona nuevamente se puso en el ojo del huracán al consumir sustancias prohibidas.

Durante la Copa del Mundo de 1994, el futbolista arrojó un resultado positivo por cinco sustancias prohibidas: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina, tras el segundo partido de Argentina de la fase de grupos. Pese a que señaló que la ingesta de estas sustancias fue accidental, Maradona fue suspendido otros 15 meses de toda actividad futbolística.

Tras su retiro, Diego vivió varios momentos críticos debido a su adicción a las drogas. En el año 2000 fue internado de emergencia en una clínica de Uruguay al sufrir una arritmia cardíaca relacionada con el consumo de cocaína. En 2004 fue hospitalizado de nueva cuenta por problemas cardíacos, mismo que se agudizaron por su adicción a la cocaína.

En la Copa del Mundo de 2018, Diego Armando Maradona, invitado especial de esa justa, fue captado mientras insultaba a personas a su alrededor en claro estado de ebriedad. El exfutbolista tuvo que ser ayudado para salir de su palco y fue examinado por dos paramédicos tras este episodio.

Días previos a su muerte, Maradona fue internado en una clínica tras sufrir una desmejora física. Un par de médicos aseguraron que Diego había recaído en la adicción al alcoholismo, por lo que recomendaron que comenzara un proceso de rehabilitación.