La pasión de Cepillín por el futbol mexicano

Antes de convertirse en el famoso “Payasito de la tele”, el difunto Ricardo González probó suerte en el balompié mexicano con Club de Fútbol Nuevo León

Domingo Vázquez Henry
martes 09 marzo 2021 23:17
Un hombre porta una camiseta con la imagen de  Ricardo González Gutiérrez “Cepillín” durante el velorio del payaso mexicano. El intérprete de “La Feria de Cepillín” falleció el 8 de marzo a causa de complicaciones tras una intervención quirúrgica.
Un hombre porta una camiseta con la imagen de Ricardo González Gutiérrez “Cepillín” durante el velorio del payaso mexicano. El intérprete de “La Feria de Cepillín” falleció el 8 de marzo a causa de complicaciones tras una intervención quirúrgica.

Previo a convertirse en el “Payasito de la tele”, Ricardo González, mejor conocido como Cepillín, probó las mieles del sueño de miles de niños mexicanos: ser futbolista.

El legado de Cepillín va más allá de sus canciones y presentaciones, pues también forma parte de la historia del balompié mexicano. Incluso llegó a jugar en el mítico Estadio Azteca, recinto que vio consagrarse a grandes ídolos como Pelé y Diego Armando Maradona.

El intérprete regiomontano nunca ocultó su amor por los Rayados de Monterrey y se declaró fanático del ariete de “La Pandilla”, Rogelio Funes Mori. También se le vio apoyando a Cruz Azul en ciertas ocasiones.

Cepillín y su inicio en el futbol mexicano

Antes de que llegara André Pierre Gignac y pusiera a los Tigres de la UANL en el plano internacional, existía en Nuevo León un club conocido como Jabatos. Su nombre oficial era Club de Fútbol Nuevo León y fue fundado por Lauro Leal, César M. Saldaña, Manolo Pando y Ramón Pedroza Langarica.

En mayo del año pasado, Cepillín recordó su aventura en las canchas mexicanas durante una entrevista con Excélsior.

“Te hablo de la prehistoria, no sabía que iba a ser payaso”, relató. “Era joven, buen portero, estudiaba en la Prepa 2 de Monterrey y participaba en la Liga Hispanoamericana. Yo me fui a probar con los Jabatos y me quedé en Primera Especial. Todavía no aparecían los Tigres”.

Leer más: Conoce a Súper Muñeco, el luchador inspirado en Cepillín

En la charla, Cepillín detalló que no solo se distinguía en la portería, también sobresalía en atletismo.

“En la escuela corrí los 110 metros con obstáculos y los 800 metros planos, era muy ágil y era muy buen portero”, recordó González quien confesó quedarse con la espina de jugar fútbol de manera profesional.

“Fui suplente de un guardameta llamado Cotera en el equipo que se convertiría en los Tigres. Me quedó el gusanito de ser el mejor portero de México”, señaló.

Pese a su talento bajo los tres palos y en la pista de atletismo, Ricardo González terminó su carrera en odontología y después se convirtió en uno de los íconos de la cultura popular mexicana.

Consultado sobre si cambiaría a Cepillín por ser portero de la Selección Mexicana, el regiomontano fue contundente.

“¡Uyyy! Dios me fue guiando y no creo cambiar a Cepillín por haber sido guardameta del Tri. Como payaso he tenido una carrera de 50 años, con cinco mil programas de TV y hasta la fecha se escuchan mis canciones. Como portero, no creo que me hubiera hecho tan longevo como el Conejo Pérez”, comentó.

La pasión de Cepillín por el futbol mexicano

El año pasado Cepillín salió en defensa de Cruz Azul y pidió que se le diera el título del torneo Clausura 2020. La Máquina marchaba como líder del certamen que fue cancelado debido a la pandemia por COVID-19.

Pese a dicha solicitud y coqueteo con la Máquina, Cepillín siempre ha dejado claro que su corazón es de los Rayados de Monterrey.

“Con mi corazón, hasta que me muera seré rayado”, declaró Cepillín a Televisa Monterrey días antes de ingresar al hospital.

En múltiples ocasiones Cepillín visitó las instalaciones de “La Pandilla” donde convivió con los jugadores. Incluso se encontró con Miguel Herrera en su etapa como jugador de los Rayados.