F1: Grosjean revive el dramático accidente en Bahréin y asegura que “no era momento de morir”

El piloto francés de F1 pensó en Niki Lauda y sus hijos en los momentos antes de liberarse de los restos en llamas de su automóvil Haas

Jack de Menezes@JackdeMenezes
martes 01 diciembre 2020 20:53
Romain Grosjean survives horror Bahrain GP crash
Read in English

Romain Grosjean dice que "vio venir la muerte" después de su horroroso accidente este domingo mientras estaba sentado en la cabina de su Haas en llamas. El francés se obligó a salir del fuego después de pensar en sus hijos y en el exconductor de Fórmula Uno, Niki Lauda.

Grosjean tuvo la suerte de sobrevivir a uno de los peores accidentes de su generación en la primera vuelta del Gran Premio de Bahréin del domingo tras chocar con el AlphaTauri de Daniil Kvyat. El Haas del francés se estrelló en una barrera perforando la superficie metálica y quedando atrapado en ella.  

La fuerza del accidente, medida a 53G en el impacto, hizo que su chasis Haas se partiera por la mitad y provocó que el combustible se incendiara en una explosión impactante, algo que no se había visto en la F1 en décadas.

Mientras los médicos y el personal de seguridad se apresuraron a ayudar a Grosjean, el francés logró liberarse de la cabina y saltar los restos de la barrera para ponerse a salvo.

"Salir de las llamas ese día es algo que marcará mi vida para siempre. Tengo mucha gente que me ha mostrado amor y eso me ha tocado mucho, y por momentos me llenan de lágrimas los ojos. No sé si la palabra milagro existe o si se puede usar, pero en cualquier caso diría que no era mi momento (de morir)”, dijo Grosjean a la emisora francesa TF1.

"Se sintió mucho más de 28 segundos. Veo que mi visera se vuelve naranja, veo las llamas en el lado izquierdo del auto", abundó el galo.  

El hombre de 34 años admitió que varias cosas pasaron por su cabeza durante su tiempo atrapado en los restos en llamas, y que su familia le dio la motivación para luchar por su vida y encontrar una salida. Grosjean también pensó en el tres veces campeón mundial Lauda, quien sufrió quemaduras extensas y tuvo la suerte de sobrevivir a un grave accidente en Nurburgring en 1976.

"Pensé en muchas cosas, incluida Niki Lauda, y pensé que no era posible terminar así, no ahora. No podría terminar mi historia en la Fórmula 1 así. Y luego, por mis hijos, me dije a mí mismo que tenía que salir. Metí las manos en el fuego, así que claramente lo sentí arder en el chasis. Salí, luego sentí que alguien se ponía el traje, así que supe que estaba fuera", agregó Grosjean.

Grosjean no tiene contrato en la F1 la próxima temporada tras dejar su asiento en Haas. El excampeón de GP2 pondría fin a nueve años en la ‘Gran Carpa’ donde compitió para Lotus y Haas.

El francés será reemplazado por el piloto reserva Pietro Fittipaldi para la segunda carrera en Bahréin. Sin embargo, Grosjean espera sanar de sus heridas y estar listo para la última cita de la campaña en el Gran Premio de Abu Dabi.

"Yo diría que hay una sensación de estar feliz de estar vivo, de ver las cosas de otra manera. Pero también existe la necesidad de volver al coche, si es posible en Abu Dabi”, explicó.  

Se esperaba que Grosjean fuera dado de alta del hospital el lunes, pero se tomó la decisión de mantenerlo en observación durante 24 horas más para garantizar que las quemaduras en sus manos tengan la mejor posibilidad de recuperación.

"Se quedará otra noche en el hospital, pero no hay nada de qué preocuparse", dijo el director del equipo de Haas, Guenther Steiner.