F1: Lewis Hamilton planea celebrar su séptimo campeonato mundial con “sopa minestrone y vino”

El multicampeón de la F1 planea relajarse en circunstancias discretas cuando llegue a casa

Jack de Menezes@JackdeMenezes
domingo 15 noviembre 2020 18:14
What next for Lewis Hamilton after a seventh world title?
Read in English

Lewis Hamilton admitió que celebrará su séptimo campeonato mundial de Fórmula Uno con un tazón de sopa minestrone y una botella de vino. Debido a los estrictos protocolos de coronavirus en el deporte motor, las celebraciones por el título están congeladas hasta el final de la temporada.

El piloto de Mercedes demostró una vez más estar un paso por encima del resto de los pilotos. En el Gran Premio de Turquía, el británico volvió a dar cátedra de su gran clase al volante y cruzó la meta 31 segundos por delante del segundo clasificado, el mexicano Sergio Pérez.

Su décima victoria de la temporada le permitió adueñarse del título mundial de 2020 a falta de tres carreras. Mientras Hamilton lució imponente en Istanbul Park, su compañero de escudería, Valtteri Bottas sufrió un día deprimente.  

Al cruzar la línea de meta para tomar la bandera a cuadros, Hamilton rompió en llanto. Una imagen inusual de un hombre que, según él mismo admite, le gusta mantener ese lado de sí mismo fuera del público. ojo.

Pero mientras celebraba con su equipo de regreso a boxes, Hamilton admitió que el costo de pasar la segunda mitad de 2020 dentro de una burbuja de bioseguridad ciertamente había impactado en cómo se desarrolló la vida esta temporada, y también dictará cómo celebrar el gran hito de igualar a Michael Schumacher.  

"Siento que apenas estoy comenzando. Es realmente extraño. Me siento en muy buena forma física y mentalmente, este año ha sido el año más difícil para millones de personas y sé que las cosas siempre se ven bien en esta etapa aquí, pero no es diferente para nosotros los atletas”, dijo Hamilton.  

“Este ha sido un desafío que no sabía cómo superar, pero con un equipo brillante a mi alrededor, pude mantener la cabeza fuera del agua. Este año no he salido, no he ido a cenar, no he hecho nada emocionante. Me he quedado en la burbuja, recibo servicio a la habitación todos los días. Este año sacrifiqué más de lo que he hecho en toda mi vida porque no quería correr ningún riesgo. Tengo un campeonato por el que luchar, y esta noche no va a ser muy divertida”, destacó el británico.

Acerca de la manera en cómo festejará el gran logro, Hamilton contestó:  

“Me voy a ir a casa, probablemente veré la carrera, me gusta tomar un plato de sopa minestrone, pero seguro que esta noche habrá una botella de vino. Pero no he hecho planes porque no quería. Al crear recuerdos como este, quiero esperar hasta poder rodearme de mi familia y mis amigos", comentó el siete veces campeón de F1.  

Sin embargo, aunque el piloto de 35 años planea relajarse en circunstancias discretas cuando llegue a casa, el viaje puede ser un poco más accidentado ya que el jefe de Mercedes, Toto Wolff, reveló que está en el mismo vuelo de regreso de Turquía que el campeón mundial y planea tener algo parecido a una celebración en el camino.