Diego Maradona seguirá hospitalizado tras sufrir una “confusión” por la abstinencia

El astro argentino se sometió en días pasados a una cirugía para extirpar un coágulo cerebral.

Ramiro Scandalo
viernes 06 noviembre 2020 13:23
Loading...
Close

Mejor gol de Maradona en el Napoli

Read in English

El gran jugador del fútbol argentino Diego Maradona será hospitalizado por varios días más después de sufrir "confusión" causada por una "abstinencia" inexplicable que siguió a su cirugía cerebral esta semana, dijo el jueves su médico.

"Todos conocemos a Diego", dijo el médico, Leopoldo Luque, a los reporteros afuera de la clínica donde hace tres días Maradona fue operado de un hematoma subdural, un coágulo de sangre en el cerebro.

“En el posoperatorio hubo algunos episodios de confusión que asociamos con la abstinencia”.

Abstinencia a lo que Luque no dijo, pero Maradona, el exjugador de Barcelona, Nápoles y Boca Juniors, ha luchado anteriormente contra la adicción a la bebida y las drogas.

"La idea es tratarlo por la abstinencia", agregó Luque. "Creemos que esto es lo que hay que hacer, creemos que es lo mejor para Diego".

Sus comentarios se produjeron horas después de que le dijera a los periodistas que Maradona, el entrenador de 60 años de Gimnasia y Esgrima, se sentía lo suficientemente bien como para decirle a los médicos que debería ser dado de alta.

Maradona, quien ganó la Copa del Mundo con Argentina en 1986 y es considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, ha pasado períodos frecuentes en el hospital a lo largo de los años, a menudo debido a su estilo de vida extravagante.

Casi muere de insuficiencia cardíaca inducida por la cocaína en 2000 y se sometió a años de rehabilitación, en gran parte en Cuba, donde se hizo amigo del ex presidente Fidel Castro.

Maradona se sometió a una operación de bypass gástrico en 2005 para perder peso y fue hospitalizado dos años después por una hepatitis inducida por el alcohol que amenazaba su vida.

También se enfermó en la Copa del Mundo de Rusia 2018, donde fue filmado desmayándose en un palco ejecutivo en el partido Argentina-Nigeria.