Entrenador de Deontay Wilder explica la razón del desaire a Tyson Fury después de la pelea

El Bombardero de Bronce se negó a estrechar la mano del británico tras ser noqueado en el decimoprimer round

Jack Rathborn
jueves 14 octubre 2021 16:00

Las palabras de Tyson Fury tras vencer a Deontay Wilder.

Deontay Wilder se negó a aceptar una tregua con Tyson Fury después de su brutal derrota por nocaut debido a "serios problemas" con el campeón británico.

Esto de acuerdo a su entrenador Malik Scott, quien admitió que quería estrechar la mano del equipo de Fury, incluido su compañero entrenador SugarHill Steward.

Fury admitió estar molesto por el desaire de Wilder y lo etiquetó como "un idiota", pero Scott ahora ha explicado la mentalidad de su luchador tras la derrota.

"Deontay ve a Fury como un hombre con el que tenía serios problemas con respecto a las cosas que sentía y ciertas acusaciones que estaban publicadas y cosas que había visto con sus propios ojos", dijo Scott a ES News. “Esta noche, después de que liberaron toda esa energía, él todavía se sentía como se sentía.

“Cuando salió del ring, y yo lo seguía, iba a estrechar la mano del competidor, para decirle, 'buena pelea, hombre'. No solo nos estábamos enfrentando a Tyson Fury".

El Bombardero de Bronce asistió al Centro Médico Universitario inmediatamente después de la pelea, sufriendo una fractura en la mano.

“Está bien, está en su habitación; después lo llevé a su habitación”, agregó Scott. “Vio al médico pero todo está bien. Tiene un labio roto y se rompió la mano... se rompió el dedo o el nudillo o algo así.

“La vida continúa, supongo que Fury recibirá la oportunidad con [Oleksandr] Usyk, que sería bueno. Realmente no quiero que Deontay hable de boxeo o de hacer deporte. Nada que tenga que ver con el boxeo durante bastante tiempo, quiero que descanse un poco después de esto.

Leer más: ¿Cuál es el patrimonio neto de Tyson Fury?

“Incluso después de la última pelea estaba tan emocionado que nunca llegó a descansar. Se merece un buen descanso y nos aseguraremos de que lo obtenga. Voy a ir a Tuscaloosa en unos días para pasar un rato con él".

Después de una letanía de excusas luego de la revancha, Wilder simplemente admitió que el peso extra de Fury era demasiado para superar.

"Hice lo mejor que pude, pero no fue lo suficientemente bueno esta noche", declaró. “No estoy seguro de lo que pasó.

“Sé que en el entrenamiento hizo ciertas cosas, y también supe que no llegó a pesar 277 libras (125.6 kilogramos) para ser bailarín de ballet.

"Vino a apoyarse en mí, trató de maltratarme y lo logró".