Sentencian a una joven en Inglaterra que se autoagredió con un martillo y fingió ser víctima de red de trata

Eleanor Williams acusó a varios hombres de violación y publicó un relato en Facebook en el que alegaba haber sido víctima de una pandilla de manipulación pederasta encabezada por hombres asiáticos

Independent Staff
Viernes, 31 de marzo de 2023 12:50 EDT

Sentencian a Eleanor Williams a ocho años y medio de cárcel por acusaciones falsas de violación

Una mujer de 22 años pasará ocho años y medio en la cárcel después de alegar falsamente que fue víctima de una pandilla de manipulación pederasta encabezada por hombres asiáticos.

Eleanor Williams, del condado de Cumbria en Inglaterra, fue sentenciada en el Tribunal de la Corona de Preston el martes después de hacer una serie de acusaciones falsas de violación.

En una publicación de Facebook de mayo del 2020, que se compartió más de 100.000 veces, describió cómo hombres asiáticos la golpearon, abusaron de ella y la traficaron.

También publicó fotos de sus heridas, pero el tribunal se enteró de que se las había causado ella misma con un martillo.

Imagen difundida de las lesiones, autoinfligidas, que sufrió Eleanor Williams

En enero, un jurado declaró a Williams culpable de ocho cargos de realizar actos encaminados a perturbar el curso de la justicia y con la intención de hacerlo.

Se declaró culpable de un noveno cargo en una audiencia anterior.

En los comentarios de sentencia que se transmitieron por televisión, el juez catedrático honorario de Preston, Robert Altham, dijo: “Es preocupante, por decir lo menos, que ella no muestra signos evidentes de remordimiento”.

Dijo que no había explicación de por qué la acusada hizo las acusaciones, que describió como “completa ficción”.

Agregó: “A menos y hasta que la acusada decida aclarar por qué dijo estas mentiras, no lo sabremos”.

Williams miró al frente y agradeció al juez después de que la sentenciara.

Captura de pantalla de las cámaras de seguridad de la policía de Cumbria en la que se ve a Eleanor Williams comprando en una tienda de conveniencia, en un momento en el que, según ella, estaba siendo víctima de trata de personas

En declaraciones leídas ante el tribunal el lunes, tres de los hombres a los que Williams había acusado describieron intentos de quitarse la vida después de sus acusaciones.

Mohammed Ramzan, propietario de un negocio al que Williams acusó de traficarla, dijo al tribunal: “He recibido innumerables amenazas de muerte en las redes sociales de personas de todo el mundo debido a lo que pensaban que estaba involucrado”.

Williams afirmó que Ramzan, de 43 años, la había manipulado desde que tenía 12 años, la puso a trabajar en burdeles en Ámsterdam y la vendió en una subasta allí.

Pero el tribunal escuchó que, en el momento en que ella estaba en los Países Bajos, su tarjeta bancaria estaba siendo utilizada en B&Q, una tienda minorista de mejoras para el hogar en Barrow, Inglaterra.

Mohammed Ramzan, a quien Eleanor Williams acusó de trata de personas

Williams también le contó a la policía que la llevaron a Blackpool, donde dijo que Ramzan la amenazó, la llevó a diferentes direcciones y la obligó a tener relaciones sexuales con hombres.

Cuando la policía investigó, descubrió que ella había viajado sola al resort costero y se había hospedado en un hotel, donde compró fideos instantáneos en una tienda cercana y luego se quedó en su habitación viendo YouTube en su teléfono.

El superintendente Matthew Pearman, de la policía de Cumbria, dijo que las acusaciones de Williams provocaron “muestras públicas de ira masiva” en Barrow, con protestas fuera de la comisaría y en un parque comercial.

Se mostraron en la corte vídeos del fundador de la Liga de Defensa Inglesa, Tommy Robinson, en la ciudad.

En una carta leída al tribunal, Williams dijo que no había instigado nada de lo que sucedió en la comunidad y que no quería que Robinson, cuyo verdadero nombre es Stephen Yaxley-Lennon, fuera a la ciudad.

Ella dijo: “No estoy de acuerdo con sus puntos de vista u opiniones”.

En la carta al juez, ella decía: “No digo que sea culpable, pero sé que hice algo mal en algo de esto y lo siento”.

“Estoy devastada por los problemas causados en Barrow, si hubiera sabido las consecuencias que habría tenido esa publicación, nunca la habría escrito”.

El abogado defensor de Williams, Louise Blackwell K.C., dijo que su cliente sostenía que las acusaciones eran ciertas.

Agregó: “Aparte de sus vulnerabilidades personales y su edad, no parece haber ninguna motivación en absoluto”.

Traducción de Michelle Padilla

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in