Sospechoso de atacar a Paul Pelosi, David DePape, enfrenta cargos por agresión e intento de secuestro

Según los informes, el hombre de 42 años gritó varias veces durante el presunto ataque, "¿dónde está Nancy?" en referencia al presidente de la Cámara

Johanna Chisholm,Gustaf Kilander
lunes 31 octubre 2022 20:20

Experto en desinformación critica el tuit de Elon Musk sobre el ataque a Paul Pelosi

Read in English

David DePape, el sospechoso de atacar con un martillo al esposo de Nancy Pelosi, Paul Pelosi, en su casa de San Francisco, podría ser imputado con cargos federales.

Los cargos de agresión a un familiar cercano de un funcionario federal se describieron en una querella federal (cuando alguien ejerce una acción penal y se vuelve parte de un proceso penal) que presentó una agente del FBI ante el Tribunal de Circuito para el Distrito Norte de California la tarde del lunes. Esto ocurre tres días después de que lo acusaran de allanamiento de morada en la casa de la pareja en Pacific Heights y de agredir a Pelosi, de 82 años.

La querella se basó en la declaración jurada de la agente especial del FBI, Stephanie Minor. El documento estipula que DePape atacó a Pelosi con “la intención de afectar” a la presidenta de la Cámara “debido al desempeño de la funcionaria en sus deberes oficiales”.

“DePape dijo que iba a retener a Nancy como rehén y hablar con ella. Si Nancy le decía a DePape la ‘verdad’, la dejaría ir. Pero si le ‘mentía’, le iba a ‘romper las rodillas’”, describe la querella.

“DePape estaba convencido de que Nancy no había dicho ‘la verdad’. Durante la entrevista, él comentó que veía a Nancy como la ‘líder de la manada’ de demócratas mentirosos”, según el documento.

“Después explicó que al romperle las rodillas a Nancy, ella tendría que entrar al Congreso en silla de ruedas, lo que les mostraría a los demás legisladores que sus acciones tienen consecuencias”, de acuerdo con la querella. “DePape también explicó que quería usar a Nancy para atraer a llevar individuo a sus manos”.

En la mochila de DePape, la policía encontró “cinta, cuerda blanca, un martillo, un par de guantes de plástico y uno de tela, además de un diario”.

El sospechoso primero entró a la casa de la líder demócrata al romper una puerta trasera de vidrio. Luego subió al segundo piso y se confrontó a Paul Pelosi, quien estaba solo, ya que Nancy Pelosi todavía estaba en Washington D.C.

“Fue una entrada forzada en la puerta trasera de la casa y después subió las escaleras, lugar donde se enfrentó al Sr. Pelosi”, relató la fiscal de distrito de San Francisco, Brooke Jenkins.

Según CBS News, el sospechoso gritó varias veces “¿dónde está Nancy?” cuando se enfrentó a Pelosi, quien estaba solo en el momento del allanamiento.

“Cuando Pelosi le dijo que Nancy no estaba ahí, DePape expresó que se sentaría a esperar”, dice el documento. “Pelosi le informó que su esposa no regresaría en varios días y DePape recalcó que esperaría”.

Nancy Pelosi era el objetivo original de Nancy Pelosi

“DePape dijo que quería atar a Pelosi para poder dormir pues estaba cansado de cargar la mochila hasta la residencia” y luego “empezó a sacar amarras de alambre para sujetar a Pelosi. Pelosi se movió a otro lugar de la casa, pero DePape lo detuvo y juntos regresaron al dormitorio”.

Fue en ese momento en que Pelosi entró al baño y llamó al 911.

La Policía del Capitolio de EEUU declaró en un comunicado que los agentes de la oficina de California “llegaron rápido a la escena”. También detalló que se envió un equipo de investigadores para ayudar al FBI y a la policía de San Francisco en una investigación conjunta.

Los oficiales acudieron a la casa de la familia a las 2:27 am, según el jefe de policía de San Francisco, William Scott. Cuando llegaron a la escena, vieron a DePape y Pelosi pelear por el control de un martillo.

“La puerta de entrada estaba abierta, ambos hombres sujetaban un extremo del martillo”, contó Jenkins. “Hubo una orden de soltar el arma, soltar el martillo”.

La policía detalló que después de dar sus órdenes, el sospechoso le arrebató el martillo a Pelosi y lo agredió con él, lo que provocó que Pelosi sufriera una fractura de cráneo.

El jefe Scott agregó que los oficiales “derribaron de inmediato” a DePape después de esto y luego procedieron a detenerlo.

Además del arma sospechosa utilizada en el ataque, DePape también había llevado consigo una bolsa que contenía varias bridas de plástico y cinta adhesiva, según dos fuentes que fueron informadas sobre el incidente, agregó CNN.

El atacante también había intentado atar a Pelosi “hasta que Nancy llegara a casa”.

La presidenta de la Cámara rompió su silencio sobre el ataque violento contra su esposo durante el fin de semana y declaró en un comunicado que “nuestros hijos, nuestros nietos y yo estamos desconsolados y traumatizados por el ataque que pone en peligro la vida de nuestro Pa”.

Paul Pelosi, quien, según los informes, sufrió un traumatismo contundente en la cabeza y el cuerpo, permanece en el hospital donde es tratado por una hinchazón y hematomas significativos. El hijo del hombre de 82 años comentó en una conferencia de prensa el domingo que su padre responde al tratamiento, pero aún no lo dan de alta.

“Lo rehabilitan lentamente”, le informó Paul Pelosi Jr. a los periodistas afuera del Zuckerberg San Francisco General Hospital and Trauma Center en San Francisco el domingo por la noche, según el New York Post.

También trasladaron a DePape al hospital para recibir tratamiento.

Se contempla que el sospechoso de 42 años se presente en el tribunal para su lectura de cargos el martes.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in