Tonga recibe sus primeros vuelos de ayuda desde la erupción

Los primeros vuelos con agua potable y otros cargamentos de ayuda para Tonga llegan por fin, una vez retirada la ceniza de la pista de aterrizaje del principal aeropuerto del país tras una enorme erupción volcánica

TONGA-VOLCÁN
TONGA-VOLCÁN

Los primeros vuelos con agua potable y otros cargamentos de ayuda para Tonga llegaron por fin el jueves, una vez se retiró la ceniza de la pista de aterrizaje del principal aeropuerto del país tras una enorme erupción volcánica.

Nueva Zelanda y Australia enviaron sendos aviones de transporte con contenedores de agua, equipos para levantar refugios temporales, generadores, suministros de higiene y equipamiento de comunicaciones. El avión australiano incluía también una máquina barredora especial para mantener limpia la pista de aterrizaje.

Las entregas se hicieron sin que el personal militar entrase en contacto con la gente en el aeropuerto de Tonga. El país, que no ha tenido ningún brote de COVID-19 y sólo ha registrado un caso desde el inicio de la pandemia, está muy preocupado por asegurarse de que los extranjeros no llevan el coronavirus a Tonga.

El contraalmirante James Gilmour, comandante de las Fuerzas Conjuntas de Nueva Zelanda, elogió el “esfuerzo titánico” de las tropas de Tonga “para despejar esa pista a mano. Y lo han logrado esta tarde”.

Australia señaló que la ayuda permitiría al gobierno cubrir las necesidades de la población y mantener las tareas inmediatas de limpieza.

También Japón indicó que enviaría agua potable y equipo para limpiar ceniza volcánica.

Unas 84.000 personas -más del 80% de la población de Tonga- se han visto afectadas por la erupción, según los reportes de Naciones Unidas indicó el vocero de la ONU Stéphane Dujarric. Se han registrado tres muertes, varios heridos, pérdida de viviendas y contaminación de agua.

Las comunicaciones con el archipiélago seguían siendo limitadas, ya que la erupción del sábado y el tsunami posterior parecían haber roto el cable de fibra óptica que conecta a Tonga con el resto del mundo. Eso suponía que la mayoría de la gente no había podido utilizar internet o llamar al extranjero, aunque algunas redes telefónicas locales aún funcionaban.

Tres de las islas más pequeñas del país sufrieron graves daños por las olas de tsunami, según funcionarios y Cruz Roja.

“Al parecer todas las casas han sido destruidas en la isla de Mango y sólo quedan dos casas en la isla de Fonoifua, con daños extensos reportados en Nomuka”, dijo Dujarric. Había evacuaciones en marcha para la población de las islas, añadió.

Según las cifras del censo local, Mango tiene 36 habitantes, Fonoifua tiene 69 y Nomuka 239. La mayoría de los tonganos viven en la isla principal, Tongatapu, donde unas 50 casas fueron destruidas.

Por el momento, Tonga parecía haber evitado la destrucción generalizada temida en un principio.

______

Los periodistas de Associated Press Edith M. Lederer en Naciones Unidas y Mari Yamaguchi en Tokio contribuyeron a este despacho.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in